'Enroscados' para recibir a los Reyes

  • El roscón multimedia de granadahoy.com se sumó a todos los que se consumirán entre hoy y mañana

Es el penúltimo sueño de la Navidad. Un dulce epílogo para estas fiestas, que culmina con su consumo en toda España a la vez que se desenvuelven paquetes en la festividad de los Reyes Magos. Es el roscón de Reyes, cuyo origen, según se dice, tiene poco que ver con los tres monarcas que visitaron al niño Jesús en Belén al poco de nacer.

No obstante, a nadie le amarga un dulce (nunca mejor dicho) y por ello en hornos, panaderías y pastelerías de toda Granada andan estos días a un ritmo frenético amasando, rellenando, horneando miles de roscones para endulzar el fin de las fiestas navideñas. ¿Quién puede resistirse?

Un buen ejemplo de ello es la pastelería Zarina, situada en Alfacar (donde además se fabrica uno de los panes más famosos de España), en la que sus cinco trabajadores fabricarán estos días y hasta la llegada de sus majestades de Oriente más de mil roscones, de todos los sabores imaginables, aunque con un denominador común: su elaboración de modo artesanal.

Su responsable, Francis Vílchez, que además es asesor técnico de la Asociación Granada de Panaderos (AGRAPAN), considera que la masa es fundamental a la hora de elaborar el roscón: "Es muy parecida a la del pan, solo que enriquecida con muchos más ingredientes. Además, tiene un ingrediente característico, el agua de azahar, que sorprende a mucha gente, pero que es un clásico en su composición".

A partir de ahí el proceso es metódico. Lo siguiente es dejar reposar la masa. Pero eso sí, en tres fases: primero en bloque, después convertidas en bolas (tantas como roscones vayan a fabricarse) y por último someterla a un breve período de fermentación.

Pasado esto, toca dar forma a los futuros roscones, pintarlos con huevo además de adornarlos con las famosas frutas glaseadas. Según la leyenda, éstas imitan a las joyas reales que deben acompañar a toda corona real.

Tras quince minutos en el horno, llega el momento del relleno. Quizá el más ritual. Francis Vílchez toma las distintas sorpresas y las va administrando por las 'tripas' del roscón antes de administrar el relleno (nata, chocolate, yema tostada, cremaý). Dentro están ya el haba, que obligará a quien la encuentre a pagar el roscón, y el rey, que otorgará la corona a su poseedor. En este caso, Francis incluye también un mensaje personalizado, ya que, junto a él, elaboramos el roscón multimedia de nuestro periódico: "Por comerte este roscón, saldrás en granadahoy.com".

Al cliente que le tocase nuestra 'haba' particular habría de felicitar el año nuevo a todos los internautas desde la página web (www.granadahoy.com). Para saber quién fue, lean más abajo...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios