La Fábrica de Colores más "orgánica" de Tarik

  • l Tarik y La Fábrica de Colores presenta esta noche su disco 'El hueso y la carne' en un concierto en la sala Planta Baja a las 21.00 horas. Entrada: 12 euros. A punto de terminar la gira, la banda regresa esta noche a la sala Planta Baja para presentar en directo 'El hueso y la carne'

Tras una larga gira que ha llevado a la banda de pop Tarik y la Fábrica de Colores por toda la geografía española, los cordobeses regresan esta noche a la sala Planta Baja para tratar de atrapar de nuevo al público con las melodías "orgánicas y viscerales" de El hueso y la carne (Mushroom Pillow, 2007), su último trabajo.

Sonidos directos, que huyen del abuso de secuencias programadas por ordenador y que intentan no alejarse de la pureza y las imperfecciones que el factor humano aporta en cada ejecución de las notas de una canción. Así define el cantante y líder del grupo, Álvaro Muñoz, la esencia de este último El hueso y la carne. Diez canciones y un objetivo claro: sencillez. "Queríamos buscar la pureza detrás de lo sencillo y al mismo tiempo en lo orgánico. Hoy en día que se trabaja todo con ordenador, y el sonido es tan frío, hay que volver al sonido analógico, más cálido", señala.

Tarik y la Fábrica de Colores es una banda con principios claros, que evoluciona hacia las raíces más puras de la música. Para ello, se ha metido de lleno en el proceso de un trabajo poco al uso: "No queríamos hacer un disco largo, teníamos la necesidad de hacer un trabajo que no sobrepasara los 40 ó 45 minutos, ya que todos coincidimos en que nos aburren los discos largos". Y argumentan sus propias razones para que en la industrial musical pase esto con demasiada asiduidad: "A veces los discos se sobrecargan de canciones para justificar el excesivo precio del producto en el mercado". ¿La solución al problema? Ellos proponen la suya propia, exigiendo a su discográfica -la firma independiente Mushroom Pillow-, no elevar el precio de su último disco de manera desorbitada y hacer llegar así su música a la mayor gente posible.

El balance de esta última gira, a las puertas de su finalización, no puede ser más positiva para Tarik y la Fábrica de Colores: "Hemos experimentado algo muy positivo, ver como la influencia de público desde la gira de hace dos años hasta ahora ha aumentado notablemente. El grupo se ha establecido entre esa lista de bandas independientes que hay ahora en el país y siempre es muy emocionante ver como en los conciertos cantan tus canciones, sin olvidar todos los mensajes de apoyo que recibimos en los foros y nuestra web".

Pese a todo, las últimas citas no serán nada fáciles. La gira, que acaba mañana en Sevilla, cierra así con dos 'plazas' donde siempre tienen "muchas ganas de volver". No obstante, Muñoz, que confiesa que considera Granada como "el cuartel general" de la banda, lugar frecuente de ensayo, además de la ciudad que vio nacer y crecer a la mayor parte de los miembros de la banda.

En el repertorio del concierto de esta noche habrá una mezcla de temas clásicos adaptados al sonido nuevo y alguna que otra sorpresa, como la recuperación del tema Entonces por qué, perteneciente a su primera etapa, así como la inédita Viva Rafi. "Rescatamos lo mejor y lo más apropiado para el directo del disco anterior y tocamos casi íntegramente el disco nuevo. Así, el repertorio ha ganado también en intensidad y, por lo que hemos comprobado hasta ahora, suena mejor en directo, ya que la respuesta del público es mucho más entusiasta. Las canciones del disco anterior despiertan el lado más entrañable del público, que las reconoce, y en ciertos momentos del concierto llegan a desatar el entusiasmo".

Desde luego ese trato con el público es lo que los mantienen en la brecha. Además de sentirse más cómodos con el nuevo sonido: "Nos sentimos mucho más cómodos en el escenario, así que no podemos esperar entre un fin de semana y otro a subirnos a un escenario".

Tras cuatros álbumes en el mercado y después de una etapa de dar saltos de una a otra discográfica "con poco peso y vida efímera", ahora con el respaldo de Mushroom Pillow, Tarik y la Fábrica de Colores no piensa parar de seguir innovando, y los músicos ya planean su regreso al estudio: "Queremos tomarnos un descanso a partir de junio después de la vorágine de la gira y ponernos cuanto antes a maquetar los temas nuevos en los que estoy trabajando, empezar los ensayos y darle forma a lo que podría ser el nuevo disco".

Muñoz se siente cómodo con el ritmo de trabajo que su banda se ha impuesto, así como al sonido exigente al que han llegado: "Es cierto que nosotros no nos metemos a grabar hasta que no estamos seguros de tener entre manos un material digno. Siempre que hacemos un disco no queremos hacerlo de cualquier manera, tenemos que estar seguros de que va a ser algo que va a quedar bien e ilusionar a nuestro público".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios