Fabulosos títeres, maravillosa verbena

Obras y Compañías: En la boca del lobo, Titiriteros de Binéfar (España); El cubo libre, Cía. Autónoma Dromosofista (Italia); Frankenstein. Cómo se fabrica un monstruo, Cía. Toma Castaña (España). Ambientación musical: Doctor Swing Band. Lugar: Parque Federico García Lorca-Huerta de San Vicente. Fecha: 16 de julio de 2012.

Entre farolillos, guirnaldas, algodón dulce, patatas asadas, bebidas, chucherías y el fabuloso ritmo bailongo de la banda de música Doctor Swing, cae suave y acompasada la noche en la XV Verbena de Títeres en Huerta de San Vicente, como si el cielo estrellado abriera lenta e imperceptiblemente el telón a una nueva convocatoria, una año más, al placer. Lo extraordinario de cada nueva edición es la manera en la que vuelve a activar un artefacto que anuda a la perfección teatro y vida, por una noche el parque-la Huerta es escena y verbena. Anuda en un solo espacio, entre las nueve y las doce, el ambiente relajado y festivo, de encuentro entre niños, jóvenes, mayores y adultos, propio de las tradicionales noches de verbena y el teatro al aire libre, la mutación singular de cada quien a espectador, espectadores eso sí, de una programación inscrita a conciencia en el paradigma del títere lorquiano. Que ese paradigma es portador tanto de la tradición asumida como de la transformación, reelaboración o vanguardia escénica, lo transparentan cual mosaico variopinto los tres espectáculos programados en esta edición.

A primera hora los Titiriteros de Binéfar abren su guiñol, para hacer las delicias de los más pequeños y ponerlos a cantar y contar canciones y cuentos populares, a partir de los títeres que van surgiendo y reinventar también otro final. Con acompañamiento musical es una pieza que revisita la tradición tanto titiritera como de transmisión oral. En la abstracción de las imágenes poéticas -con toques de absurdo y humor- que van surgiendo de un cubo mágico, en el orden del teatro de objetos con una fascinante banda sonora en directo, sucede El cubo libre, de la compañía italiana Autónoma Dromosofista. Y el broche final, ya en el teatrillo en la placeta de la Huerta, la creación contemporánea del género, la magnífica y deliciosa versión libre del Frankenstein que sirve la flamante compañía granadina Toma Castaña. Una pieza que aúna pancha e insospechadamente bien la tradición gótica, el clásico teatro en verso guasón y licencioso, del terror a la comedia, del tarareo de una canción hortero-melódica a las separatas entreactos narrado-cantadas cual Cancionero de palacio. Una joya.

¡Larga vida a este maravilloso artefacto, la Verbena con Títeres de la Huerta de San Vicente! Que desde 1998 inventa para todos una verbena que es un mosaico de la escena titiritera contemporánea nacional e internacional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios