Federico García Lorca por fin tiene su centro

  • Junto a la Huerta de San Vicente o el Museo Casa Natal forma la red lorquiana de Granada. El proyecto busca convertir la ciudad en un referente cultural.

El 29 de julio se abrirá el Centro Lorca en Plaza de la Romanilla. Es, sin duda, un momento de alegría para todos los granadinos y amantes del poeta, que por fin podrán disfrutar de las instalaciones de un centro dedicado a la figura de uno de los mayores artistas de la literatura nacional.

La apertura del Centro, supone también el punto final a una larga historia llena de problemas políticos y económicos que comenzó allá por 2003 y que ha impedido que el Centro inicie su actividad, pese a llevar un lustro terminado.

El Centro Lorca se une a la red lorquiana que ya integran otros espacios como la Huerta de San Vicente o el Museo Casa Natal de Lorca en Fuente Vaqueros. Precisamente el primer director de la Casa Natal, Juan de Loxa, valora positivamente que exista un lugar como este y que se haya construido en el centro de la ciudad, pues "se han desaprovechado otros espacios que podrían haber creado una red museística de primer orden" y en su lugar se han utilizado para crear edificios administrativos.

Juan de Loxa tira de recuerdos y apunta que no es una casualidad la ubicación del Centro Lorca. A finales de los años 70, durante el primer ayuntamiento democrático de Granada, la concejala de cultura Eulalia Dolores de la Higuera, de Unión de Centro Democrático (UCD) propuso cambiar el nombre de la actual Plaza de la Romanilla y rebautizarla con el nombre del poeta, pero finalmente no lo logró.

Para Juan de Loxa "tiene sentido" que exista este nuevo espacio, del mismo modo que "tiene sentido" el Museo Casa Natal que dirigió o la Huerta de San Vicente. La apertura de uno no tiene que significar la desaparición del resto, ya que "el personaje es tan amplio que tiene para eso y para más".

Algo similar opina Reynaldo Fernández, nuevo director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, para quien con la Casa Natal y la Huerta existía un reconocimiento a la figura de Lorca y la apertura del centro "supone profundizar en ese reconocimiento en pleno centro de la ciudad".

Para el hombre del consenso de la Alhambra, "Granada tiene mucha riqueza patrimonial" tanto en la ciudad como en la provincia, y aboga por "unir esfuerzos para que todo sume y que Granada tenga mayor potencial turístico". Por eso se muestra dispuesto a colaborar con la dirección del Centro Lorca para cualquier proyecto o actividad que pueda surgir. "Las instituciones tenemos el deber de colaborar" concluye.

Convertir a Granada en un referente cultural, así como atraer un nuevo target turístico son los dos objetivos principales del nuevo espacio, algo en lo que coinciden las principales voces de la cultura granadina, como Luis García Montero, profesor universitario y Premio Nacional de Poesía. Para él, el Centro es clave para la "definición de Granada como ciudad cultural".

El poeta y crítico literario, considera que "la cultura debe ocupar un lugar fundamental en la sociedad granadina", al mismo tiempo que asegura que la ciudad debe "recuperar el orgullo de sí misma, necesita saberse capital cultural".

En una línea muy similar se mueve el cantante Amancio Prada, para quien la ciudad está "definitivamente ligada a Federico García Lorca para siempre", por su vida, pero también por su muerte. Por eso, afirma, el Centro "es tan justo y necesario".

Amancio no tiene más que halagos para el poeta. "Fue un genio que iba sembrando con una sonrisa la semilla de su desobediente belleza en todas partes donde vivió". Por ese motivo considera la apertura del Centro como una "alegría enorme" para los granadinos y para todos aquellos que, como él, no nacieron en la ciudad pero son "lorquianos".

Uno de esos "lorquianos" debería ser el que tomase las riendas según Ángela Mora. Para la poetisa lo ideal sería que se escogiese mediante un concurso público que diese como ganador a un profesional conocedor de la obra de Lorca, en lugar de un político que guíe el centro con criterios ideológicos y no literarios. Una opción que propuso hace tiempo Vamos Granada, formación vinculada a Podemos, que a principio de semana consideró esta como la mejor forma para el nombramiento del cargo.

La idea que se persigue con la creación de este Centro, o al menos el referente, sería convertir a García Lorca en un símbolo de la ciudad, como ocurre con Pablo Picasso en Málaga. García Montero equipara ambas figuras y las califica como "los personajes de la cultura española más conocidos en el mundo". Lo único necesario es que en Granada se produzca "el tejido social" que ha permitido a Málaga convertirse en un referente museístico con Picasso a la cabeza.

El planteamiento no es del todo descabellado. La admiración entre Lorca y Picasso es de sobra conocida. El granadino consideraba al malagueño su maestro y su estilo vanguardista fue siempre una gran influencia como quedó demostrado en los dibujos que hizo y expuso en las galerías Dalmau de Barcelona.

Pese al optimismo que despierta la inauguración del Centro Lorca, existe una pequeña mancha que estropea tanta felicidad. El legado del poeta, compuesto por más de 5.000 manuscritos entre los que se encuentra, por ejemplo, el de Poeta en Nueva York, no estarán en Granada para la inauguración, ni se espera que estén en un futuro próximo.

Su ubicación actual es la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde permanecen bajo la supervisión de la Fundación García Lorca. En este sentido, Laura García-Lorca, sobrina del poeta y presidenta de la institución, reconoció en 2005 a este periódico que "todo el legado de Lorca debería estar unificado". Sin embargo, a día de hoy, es el principal obstáculo para que este llegue a Granada.

La ausencia de estos manuscritos no debería suponer un problema para la actividad del centro, pues este puede desarrollar actividades con un ritmo normal sin ellos. Aunque lo ideal sería que estuviesen.

Juan de Loxa ya sabe lo que es contar con una espacio dedicado al poeta y no disponer de este tipo de documentos. Desde su puesto de director en la Casa Natal luchó para tener los manuscritos de la Conferencia del Cante Jondo, del Retablillo de San Cristóbal, de las Charlas sobre teatro en homenaje a Margarita Xirgú, musa del poeta, y de un largo etcétera. Para él, los archivos son muy importantes, ya que son fuente de nuevos hallazgos y pueden servir como base a futuros estudios. Sin embargo, puntualiza, si los archivos van a estar "en una cárcel de oro" en lugar de "un centro vivo como se pretende en el Centro Lorca, no pasa nada" sino están. "Quizá es más importante el que genere actividad que se guarden esos documentos", concluye, asegurando que es preferible que los documentos estén en Granada, pues para eso se ha diseñado el Centro, pero no es imprescindible su presencia.

Aunque el legado de Lorca no esté, de momento, en el Centro destinado a su figura, la actitud es positiva y son muchos los que consideran que tarde o temprano se solucionará el problema y finalmente llegarán los documentos. Así se manifiesta Ángeles Mora, para quien "con el tiempo se traerá todo para aquí" y coincide con Juan de Loxa al confiar en que se solucione, "por que sino no tiene mucho sentido que creen un centro vinculado a García Lorca y no tengan esos documentos".

Luis García Montero también se muestra optimista con la llegada de los documentos. La ciudad de Granada lleva tiempo recuperando todo lo relacionado con Federico García Lorca, gracias a lo cual se consiguió la Huerta de San Vicente, se fortalecieron las relaciones con la familia del poeta y ahora se inaugura un centro como el de Romanilla.

García Montero vivió con ilusión todos esos momentos y espera, también con ilusión, que el problema del legado se solucione y pronto llegue a Granada. El poeta confía en que "la sensatez de todos converja en un solución" que permita traer el legado de García Lorca a Granada.

El director de la Alhambra también tiene fe en la llegada de los documentos, aunque considera que hasta ese momento "se pueden hacer actividades de calidad". El Centro puede desarrollar un funcionamiento normal sin el legado y se pueden desarrollar actividades "que tengan repercusión nacional e internacional".

El cantante Amancio Prada tampoco considera fundamental la presencia de estos documentos en el Centro. Él lo concibe como un espacio "dinámico", más que un "museo o recopilación de documentos lorquianos, por importantes que estos sean".

Pero el lugar que debe albergar ese legado ocasiona otro problema más de corte ético que judicial. La obra de García Lorca es tan extensa que de él se guardan documentos redactados en y hacia varias ciudades del mundo. Baste mencionar Poeta en Nueva York, escrito por el granadino entre 1929 y 1930, en su estancia en la Universidad de Columbia o, dentro del poemario, el Son de los negros en Cuba, compuesto mientras estuvo residiendo en Santiago de Cuba

Esos documentos bien podrían estar en las ciudades de Estados Unidos o Cuba, pues fueron creados allí y fueron fuente de inspiración. Juan de Loxa soluciona este dilema afirmando que "el poeta que es universal es de todos y todos están vulnerados por lo que Federico ha escrito".

Amancio Prada habla de las "huellas" del poeta, que están presentes en Nueva York, Argentina, Uruguay, incluso Galicia, donde compuso Seis poemas galegos (1989-1936), "seis milagros" como los califica el cantante, quien cree que el pensamiento de Lorca "sigue vivo, renace una y otra vez en una eclosión de esporas, porque la poesía es semilla más que fruto".

Con esta perspectiva, no es imprescindible que el legado de Federico García Lorca esté en Granada, puesto que su influencia y su estilo ya lo están. La futura labor del centro pasa por mantener vivo el recuerdo del poeta y al igual que el Museo Casa Natal o la Huerta de San Vicente, tratar de transmitir a todos los granadinos, o amantes de Lorca, su obra y su historia, para tratar de colocar a Federico García Lorca en el lugar que se merece y, en cierta forma, devolverle todo lo que ha hecho por la provincia que le vio nacer y, como apuntaba Amancio Prada, también morir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios