Feria del Libro, a la búsqueda del formato y la ubicación definitiva

  • El debate organizado por 'Localia' y Granada Hoy pone en cuestión el actual emplazamiento en la Fuente de las Batallas y reivindica el ambiente literario que conseguía la Huerta de San Vicente

La Feria del Libro no debe mirarse el ombligo y debe replantearse muchos conceptos. Es el resumen del debate organizado por Localia y Granada Hoy que contó con los poetas Rafael Guillén y José Carlos Rosales; Rafael G. Peinado, director de la Editorial Universidad de Granada; y Ana del Arco, directora de la Editorial Comares.

Uno de los aspectos en cuestión es la actual ubicación en Puerta Real. José Carlos Rosales defendió el anterior emplazamiento, el Parque García Lorca, pese a las quejas de los libreros por la bajada de ventas. "La Feria no debe ser un sitio de paso, debe ser un sitio al que se va", dijo Rosales. "La convivencia que allí se estableció entre lectores y autores no se va a producir jamás en el actual emplazamiento", resaltó.

En la misma línea se situó Ana del Arco, quien resaltó el carácter "íntimo" de la Huerta de San Vicente. "Pero para volver allí", matizó, "habría que cambiar la actual estructura". Por su parte, Rafael G. Peinado ilustró su postura con una comparación sin respuesta posible: "Si somos capaces de ir a Almanjáyar a bailar sevillanas no nos debe costar trabajo ir al Parque García Lorca a comprar un libro", dijo. De la misma opinión, Rafael Guillén recordó con nostalgia el homenaje a la Generación del 50 en la Huerta. "La Feria tiene una función que va más allá de vender libros", explicó el Premio Nacional de Literatura.

Los intereses comerciales de las casetas fue el siguiente punto de debate. José Carlos Rosales destacó entre las presentes en esta edición las casetas de Renacimiento y Comares porque "tienen libros que no circulan con normalidad en las librerías". En este punto, el director adjunto de Granada Hoy, Alejandro V. García, puso el matiz de que "para la gran mayoría de la gente, la Feria es uno de sus pocos encuentros anuales con el libro". "Pero si la oferta es buena y son autores conocidos y de prestigio, como sucedió en el Hay Festival, la gente se moviliza", añadió José Carlos Rosales. Aquí, Rafael G. Peinado defendió las actividades de la UGR en la Feria. "Nosotros siempre traemos a intelectuales de prestigio", defendió. Como editora 'privada', Ana del Arco estableció sus prioridades. "Es bueno que se establezcan momentos de reflexión para que el editor compruebe qué quiere el público", explicó.

La charla trató a continuación el controvertido tema de la calidad de los libros que compran los lectores. "Las librerías tienen un almacén muy limitado y deberían vaciar sus existencias cada semana para poder dar cabida a todo lo que se publica en España en una semana", dijo Rafael Guillén. Rafael G. Peinado puso cifras a esta reflexión: "En España se publican al año 80.000 libros".

En cuanto a cómo y dónde deben venderse los libros, Ana del Arco contradijo a José Carlos Rosales y mostró su conformidad con las librerías de las grandes superficies porque "son necesarias". Por su parte, Rosales mostró su preocupación por la desaparición de las librerías en los cascos históricos de las ciudades. "El mismo PGOU de Granada debería proteger y valorar espacios culturales como una librería o una tienda de discos", sentenció.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios