La Feria de la poesía pasa página

La sombra del fútbol es tan alargada que ha llegado hasta la Feria del Libro de Granada, en donde se ha dejado sentir su presencia con una menor afluencia de público. Así lo señalaba ayer Miguel Ángel Arcas, editor de Cuadernos del Vigía y un veterano entre las casetas de esta cita cultural, que llega este año a su 34 edición. "Ha estado más floja que la anterior. Puede que sea el fútbol, el calor o la crisis, porque la gente sigue recortando en gastos en Cultura", cuenta Arcas, para quien el salvavidas de las ventas ha venido ligada a las novedades que ha presentado en la Feria del Libro, como Eres tú, un libro con CD, o Prácticas de tiro, de Salvador Perpiñá.

Miguel Ángel Cáliz, editor de Traspiés, que ha compartido caseta con Valparaíso, está de acuerdo en la influencia que ha tenido el calor. "Los primeros días, hasta el martes, la cosa ha estado muy floja. Mucha gente aprovechó el primer fin de semana para bajarse a la playa. A partir de ahí parece que ha ido mejor. Yo creo que las ventas han subido un pelín respecto a años anteriores".

Para Cáliz, como para otros editores, el principal problema de esta feria ha sido simultanearla con el Festival Internacional de Poesía. "Había días en los que coincidían muchas actividades y la gente no se enteraba de algunas. Se malgastan actos y que estos pierden difusión en prensa. Como en la organización de los dos participan las mismas instituciones, creo que no habría ningún problema en racionalizarlas, en pactar un calendario".

Luis Cotarelo, de la editorial Atrapasueños, tampoco ve oportuno que se solapen en el tiempo el Festival y la Feria. "Se supone que el Festival debería tener la suficiente entidad como para organizarse de forma independiente, al igual que la Feria del Libro. Yo creo que esta duplicidad lo único que hace es restar público a las actividades", declara Cotarelo, una idea que comparte Cáliz.

En opinión de Arcas, la coincidencia no viene mal "siempre que el Festival no la fagocite", pero considera que la dedicatoria de la Feria a la poesía este año "se ha hecho de una forma un tanto intrascendente" porque "no ha habido muchas actividades específicas".

En lo que también coinciden es en que la organización de la Feria ha sido buena pero que los actos han estado más flojos que otros años por los recortes en el presupuesto. Para Cáliz, es fundamental que se refuerce el programa. "Tiene que hacerse una Feria más dinámica. Antes había pasacalles, concursos... actividades que animan a participar".

Sin embargo, a pesar de que el listado de nombres mediáticos se ha visto reducido considerablemente, las actividades que se han organizado han tenido mucho éxito de público. "Las que se han organizado en el Mercado Social han estado muy bien y han tenido mucha afluencia", comenta Cotarelo.

Por su parte, los autores también realizan un balance satisfactorio de las actividades. Carmina Moreno, que presentó el viernes La dádiva escondida en la palabra en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Granada y ayer firmaba ejemplares en la Feria, se mostraba muy satisfecha. "Hubo una asistencia masiva y estoy muy contenta. Ahora vamos a ver como se desenvuelven las ventas".

Y las ventas de su última obra parece que están desenvolviéndose perfectamente, según manifestaba ayer su editor, Paolo Remorini, de Nazaría, que la acompañaba en la caseta de firmas. "Estamos muy contentos. Es nuestra primera Feria del Libro porque también es nuestro primer año de actividad y creo que estos días nos ha conocido mucha gente. Y las ventas han ido muy bien, mejor de lo esperado", cuenta el flamante editor, que sin embargo aprecia ve "algunos aspectos mejorables". "En las presentaciones y en la caseta de firmas no se pueden vender ejemplares, y creo que eso es contradictorio con el espíritu de la Feria", cuenta Remorini, quien no duda de que lo primordial aquí es vender ejemplares.

En este sentido, Cotarelo puntualiza que se han vendido menos obras pero quizás repartidas entre más lectores: "Hay interés en los libros, lo que no hay es dinero".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios