Y Fernando González creó la luz

  • El Centro Cultural Gran Capitán inaugura el martes una retrospectiva sobre el artista granadino

Juan Carlos I dijo de Fernando González que ha sido una de las pocas personas que han sabido captar su espíritu en un cuadro. Pero el pintor granadino afincado en Monachil dice que todo lo que es se lo debe a las mujeres que compran en un mercado, al viejo que toma el sol en la plaza del pueblo o al abuelo que pasea a sus nietos. "En esos rostros encuentro la inspiración que necesito y ahora aprovecho para agradecer la sabiduría que encierran esas caras para poder plasmarlas en los lienzos", afirmó ayer González. El Centro Cultural Gran Capitán inaugura el próximo martes Luces del silencio, una retrospectiva del pintor formada en buena parte por obras con distintos paisajes con Granada como modelo, perspectivas ya vistas miles de veces pero que el artista consigue atrapar de una forma que está a años luz de la mayoría de cuadros con una Alhambra o una Catedral al fondo. "Son intimistas rincones de nostalgia que no tienen que explicarse a los visitantes porque forman parte de nuestra intimidad, de nuestra vida", continuó el artista mientras, a su alrededor, los lienzos comienzan a ocupar el sitio frl wuir no se moverán hasta el próximo 12 de mayo.

Fernando González, que tuvo como maestros a su propio padre o a Gabriel Morcillo, cuenta en Marbella con un museo monotemático sobre su obra. En Granada expone más de medio centenar de obras, algunas de las cuales se podrán ver por última vez ya que los lienzos que muestran a un Cristo y a una Virgen que presiden la exposición acaban de ser adquiridos por un coleccionista privado. El artista, que se define como un observador de la vida, afirma que "toda forma auténtica de arte es, a su modo, una vía de acceso a la realidad más profunda del hombre y del mundo". Por esta razón "constituye un acercamiento muy válido al horizonte de la fe, donde la vicisitud humana encuentra su interpretación completa", relata González para mostrar las capas invisibles de su obra religiosa.

En el acto de presentación estuvieron presentes el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero; el diputado de Cultura, José Antonio González Alcalá y el alcalde de Monachil, Félix Rodríguez, quien resaltó que el artista es "el mejor embajador" que puede tener su pueblo. Por su parte, García Montero explicó uno de los aspectos fundamentales de la obra del pintor, "su manera única de atrapar la luz en los lienzos". El concejal resaltó la Virgen de la Soledad, una obra inacabada todavía según el creador. Por último, González Alcalá afirmó que Fernando González es un autor "grandioso" que "tiene un puesto en el marco histórico artístico de Granada y España". "He quedado francamente impresionado de cómo domina la pintura figurativa y la capacidad que tiene como maestro del retrato", continuó.

González fue más parco en palabras: "Si me queréis conocer mejor no me pidáis que hable, pedidme que pinte pues así sabréis cuáles son mis valores".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios