El Festival de Tango celebra dos décadas de unión con Granada

  • Más de un centenar de artistas de todo el mundo se sumarán a la gran fiesta del certamen, que abrirá sus escenarios a todos los rincones de la ciudad con propuestas vanguardistas nacidas desde todos los estilos

El Festival Internacional de Tango de Granada llega por fin a los veinte años que Gardel y Le Pera soñaban en su Volver para celebrar todos los buenos momentos vividos en el certamen más antiguo de Europa. Han sido más de mil artistas entre cantantes, compositores y bailarines; más de un centenar de espectáculos con propuestas de todos los estilos, y toda una ciudad vibrando al son de los latidos de una música que nació en los arrabales argentinos pero que ya es universal.

Para su vigésima edición, que se celebrará del 4 al 9 de marzo, el festival ha querido presentar el que unánimemente todos consideran "el mejor cartel" de su historia. Así, se podrán ver repartidos por más de una veintena de escenarios de toda la provincia un total de 34 montajes arropados por las voces de Carlos Andreoli, Silvana Gregori o Guillermo Fernández; la música de la Orquesta Típica Tangarte o Versus Ensemble; la danza de las mejores parejas de bailarines de distintos países del mundo y la magia del maestro indiscutible del género: Horacio Ferrer.

"El tango forma parte de la cultura urbana contemporánea, al igual que lo son otras músicas como el jazz o el flamenco", afirmó el director del festival, Horacio Rébora. Así, como movimiento propio de la calle, la nueva edición del festival se ha propuesto que el escenario del tango no sólo sea un teatro, sino que abra su expresión a espacios abiertos como la Plaza del Carmen, la Plaza Bib-Rambla, la Fuente de las Batallas, la fachada del Hotel Victoria y las calles de la Chana y el Zaidín con iniciativas gratuitas para hacer del certamen un encuentro "cercano a todos".

El festival arrancará oficialmente el martes 4 de marzo con una actuación en la Plaza del Carmen del Coro Daraxa, un breve aperitivo que continuará con el concierto de la Orquesta Típica Tangarte, una formación sueca-argentina que alude en su repertorio a las distintas formas de vivir el tango. Un día después llegará una de las apuestas centrales del programa de la mano de Ibertango, que con su espectáculo 20 años es una historia repasarán lo mejor de las dos décadas de vida del festival de Granada. Un quinteto de músicos, dos voces veteranas y tres parejas de baile que recordarán las grandes figuras que han formado parte del festival en este tiempo, desde cantantes y bailarines como Imperio Argentina, Tete Montoliú, Rafael Habichuela, Nati Mistral, Alejandro Barletta, Martirio, Julio Bocca o Enrique Morente hasta autores como Javier Egea, Luis García Montero, Juan de Loxa o Mario Benedetti.

El cantautor bonaerense Carlos Andreoli llevará su propuesta al Teatro Isabel la Católica el jueves 6 de marzo en un espectáculo que también contará con la participación de Aire de Tango, un grupo integrado por cinco parejas de bailarines que evocarán en la ciudad de Medellín y a su forma de entender el tango a través de la fusión de los ritmos más tradicionales con músicas como la salsa, el bolero, el vals, la ópera o incluso la electrónica. En ese mismo contexto, también se podrá ver la propuesta conjunta preparada por Versus Ensemble y el cantautor granadino Enrique Moratalla para rendir homenaje a uno de los grandes, Astor Piazzolla, así como la presentación del último libro del padre del tango moderno, Horacio Ferrer.

El programa continuará el 7 de marzo con las visiones del tango más internacionales: Che Tango Trío desde Dinamarca y Elokuu Ensemble desde Finlandia, dos formas muy diferentes de entender el sonido del bandoneón y que se completarán un día después con un homenaje especial a las mujeres del tango. El festival de los veinte años cerrará el telón con un Guillermo Fernández, una de las mejores voces indiscutibles del tango actual que estrenará en Europa De gitanos y tangueros, su espectáculo más esperado.

Nacido como "una extravagancia" de sus creadores, según bromeó Rébora, el festival se ha convertido en este tiempo en una de las grandes apuestas culturales de la ciudad, que se transforma por unos días en un rincón de Argentina a través de cursos, conferencias, exposiciones y fiestas en varios espacios de la Universidad y en bares y discotecas como Mae West, que se encargan de mostrar el tango en todas sus facetas.

Del seno del festival también partió la idea de poner en marcha una serie de Cumbres Mundiales del Tango con los representantes más importantes del género para compartir experiencias y reflexionar sobre el papel que ocupa dentro el contexto cultural internacional. La próxima cumbre, que se celebrará en marzo de 2009 en la ciudad argentina de Bariloche, se presentará por primera vez al público durante el festival de Granada, donde se adelantarán igualmente algunas de sus novedades. Testigo de una de sus iniciativas más recientes, el festival instalará en la calle Mora, sobre la fachada del Teatro Isabel la Católica, el Caminito de Neruda y Lorca, una senda trazada a a través de placas de cobre chileno y cerámica granadina que rescatará algunos de los mejores versos de los dos poetas, voces también del tango en las dos orillas del Atlántico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios