'Fin', un "ejemplo" de cine accesible

  • El primer trabajo de Jorge Torregrossa abre el Festival de Cine de Sevilla

La novena edición del Sevilla Festival de Cine Europeo se inauguró ayer con una gala en el Teatro Lope de Vega y la proyección de Fin, película que ha sido elegida como ejemplo de "cine español sólido, exportable, accesible y que trata al espectador con respeto".

Así describe el director del festival, José Luis Cienfuegos, el primer largometraje de Jorge Torregrossa, basado en la novela del mismo título, de David Monteagudo, una intriga que parte del reencuentro, veinte años después, de un grupo de amigos.

El director de Fin dice que gracias al trabajo del guionista Sergio Sánchez y de los actores, entre los que figura el debutante Andrés Velencoso, los espectadores "vivirán grandes emociones". Según Torregrossa, la tarea principal ha sido "crear el grupo" de amigos que protagonizan esta intriga porque "esas dinámicas de las experiencias compartidas y de lo que ha sido uno para otro no se pueden fingir".

Maribel Verdú, protagonista del filme, no pudo asistir a su estreno en Sevilla por acompañar a un familiar ingresado en el hospital, mientras que Andrés Velencoso falifica su estreno como actor de "experiencia maravillosa", y a la pregunta de si cambiará de trabajo, contesta que aún no piensa retirarse de las pasarelas.

Velencoso asegura que llevaba "varios años con la idea en la cabeza", aunque este trabajo le ha llegado "de sopetón", y el resto del reparto, Clara Lago, Carmen Ruiz y Daniel Grao, han coincidido en que el rodaje ha parecido, "en vez de un 'thriller', el de una comedia" por la camaradería alcanzada entre todos ellos.

Cienfuegos dice que el festival sevillano se ha marcado el objetivo de "combinar el cine accesible, el buen cine industrial europeo, con el cine de autor y con esas propuestas más radicales y novedosas que proponen nuevos caminos".

Dedicado a Grecia, país que cuenta con una sección propia para su cine más reciente, el festival también reserva un apartado al cine portugués, y ofrece una sección de nueva creación en esta edición, Nuevas Olas para ese cine arriesgado y apegado a la realidad más actual del Viejo Continente.

Como es tradicional en este certamen, hoy se darán a conocer las finalistas para los premios de la Academia del Cine Europeo (EFA), entre las que figura Amor, con la que Michael Haneke obtuvo la Palma de Oro en Cannes y que aborda una relación de pareja en la senectud cuando uno de sus miembros enferma. El festival, el tercero de España en número de asistentes, mantendrá los mismos precios del año pasado, sin repercutir la subida del IVA, y con bonos de veinte euros para ocho proyecciones que, en el caso de los estudiantes, serán del mismo precio para veinte pases.

El presupuesto del festival se ha visto reducido a 900.000 euros, un 40 por ciento menos que los años de mayor dotación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios