'Flamenco viene del Sur' se llena de arte femenino en su estreno

  • El espectáculo 'Mujeres', dirigido por coreógrafo Mario Maya, une en un mismo escenario a las bailaoras Merche Esmeralda, Belén Maya y Rocío Molina

El Teatro Alhambra se llenará esta noche de vigor femenino y puro arte de baile flamenco. Tres mujeres pertencientes a tres generaciones distintas, Merche Esmeralda, Belén Maya y Rocío Molina, se unen para protagonizar el espectáculo Mujeres, dirigido por el bailaor y coreógrafo Mario Maya, que ha hecho un montaje en el que las tres artistas se van alternando sobre el escenario dentro del ciclo Flamenco viene del Sur. Justo después de su paso por Granada, Mujeres tiene previsto viajar a Madrid, Málaga, Miami, Washington, Nueva York y Londres.

"Se ha armado mucho revuelo con este espectáculo", señala Mario Maya mientras dirige los ensayos en el Teatro Alhambra. "Son tres grandísimas bailaoras que actúan juntas y por separado. Es un montaje sin baches, sin tiempo para que el público aplauda. No hay argumento, no hay un tema. Sólo danza. Y la danza no se puede contar. La danza hay que verla", añade.

El montaje surgió a propuesta de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco. Se trataba de unir a bailaoras de tres generaciones diferentes y ver qué podían hacer juntas sobre un escenario. La organización lo explica como "tres formas de encarar el baile de mujer. Un espectáculo rico en formas, matices y sabores, porque sobre el escenario dialogan tres personalidades distintas".

Merche Esmeralda, nacida en Sevilla en 1950 es "el baile sevillano, elegante, delicado y femenino", según los responsables del montaje. "Un baile estilizado, imaginativo, majestuoso y señorial". "En él sobresalen los brazos unos brazos y unas manos riquísimos en figuras y movimientos de gran plasticidad".

Belén Maya, nacida en Nueva York en 1966, es, por su lado, "la inquietud estética, la imaginación, el ansia por explorar nuevos territorios de la danza flamenca", a juicio de los productores del espectáculo. Se trata de un baile "que no acepta ningún tipo de imposiciones ni cortapisas tradicionales".

Rocío Molina, malagueña nacida en 1984, "se ha ganado un sitio en el mundo del flamenco", aseguran los responsables. "Es una bailaora imaginativa y está en plena ebullición creadora. Su baile, aunque con raíces añejas, camina orgulloso y desafiante por los senderos de la más radical modernidad. Es una bailaora que ha recibido el don de una imaginación desbordante".

Así pues, en Mujeres confluyen la experiencia de Merche Esmeralda, la experimentación de Belén Maya y los nuevos bríos que trae al mundo del flamenco Rocío Molina. De ahí el interés de otros países por conocer el nuevo espectáculo que ha salido de las manos de Mario Maya, un artista radicalmente contemporáneo pero que nunca olvida la tradición de la que procede.

Mujeres, que comienza a partir de las 21.00 horas en el recién remozado Teatro Alhambra, contará en el futuro también con la presencia de la cantaora Diana Navarro. El montaje ya ha sido contratado para participar en numerosos festivales, tanto en España como en el extranjero.

El currículum que ofrecen las tres bailaoras es, además, imponente. Merche Esmeralda, que fue requerida en 1980 por el bailarín Antonio para formar parte del Ballet Nacional, es Primer Premio del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, Dama de la Orden Jonda de Jerez de la Frontera, Premio de Flamencología de Jerez y Dama de Goya. En 1990 fundó y dirigió el Ballet de la Región de Murcia, con el que realizó montajes como El cielo protector o Medea. En 1996 estrenó con Carlos Ballesteros Todas las primaveras y Bodas de sangre, que fue finalista para los premios Max.

Belén Maya, hija de Mario Maya y Carmen Mora, se ha formado en el flamenco, el ballet clásico, el clásico español, el jazz y el ballet contemporáneo. Ha actuado con las compañías de Javier Barón, Andrés Marín, Manolete y Manuel Reyes, entre otros. En 1996 montó su propia compañía, con la que estrenó el montaje La diosa en nosotras. En 2004 participó en el espectáculo Los caminos de Lorca con la Compañía Andaluza de Danza. En 2007 estrenó Souvenir y La voz de su amo en coproducción con el Mercat de las Flors.

Rocío Molina, por su lado, consiguió el premio de baile en Ubrique con sólo 11 años y fue Primer Premio en el Concurso de Cante y Baile de La Línea. En 2005 estrenó su primer espectáculo, Entre paredes y, posteriormente, El eterno retorno, basado en textos del filósofo Friedrich Nietzsche. Fue invitada en el espectáculo Bohemio de Antonio Canales. El pasado año estrenó Pasos contados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios