Flamenco del Sur no viene de Granada

  • El ciclo del Instituto Andaluz del Flamenco que se celebra en el teatro Alhambra margina por segundo año consecutivo a los artistas granadinos, pese a contar con propuestas de Manuel Liñán o La Moneta, entre otros

El flamenco no tiene fronteras, pero sí provincias. Y los artistas de Granada se han vuelto a quedar fuera por segundo año consecutivo de la programación del ciclo Flamenco viene del Sur del teatro Alhambra. En la nueva temporada que comienza la próxima semana actuarán artistas de Jerez de la Frontera -Antonio el Pipa, Gerardo Núñez, Mercedes Ruiz, Juana la del Pipa, Dolores Agujetas y La Macanita-, Sevilla -Manuel Franco, Manuela Carrasco y Niño de Pura-, Cádiz -Laura Vital-, Huelva -Rocío Márquez- y Córdoba -Úrsula López-. En la presentación del ciclo, la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María Ángeles Carrasco, explicó que tres artistas granadinos participarán en Flamenco viene del Sur a nivel andaluz: Belén Maya en Córdoba, Miguel Ángel Cortés en Sevilla y Josemi Carmona en Granada. Sin embargo, Belén Maya nació en Nueva York y no guarda especial relación con Granada -aunque tiene vinculación con la ciudad por su padre, el desaparecido Mario Maya-. Miguel Ángel Cortés sí se crió en el Albaicín aunque hace ya años que emigró a Sevilla para acompañar al toque a figuras como Arcángel o Carmen Linares. Por último, Josemi Carmona, ex componente de Ketama, ha vivido toda su vida en Madrid aunque pertenece a la saga de los Habichuela. Y aquí acaba la presencia granadina en un ciclo que cuenta con 36 funciones en todas las capitales de provincia de Andalucía.

Los espectáculos programados son una selección de las más de doscientas propuestas artísticas presentadas en el Instituto Andaluz del Flamenco tras la convocatoria publicada en prensa. Este trámite lo cumplimentaron artistas como el bailaor granadino Manuel Liñán, que presentó su espectáculo Tauro con el que en las próximas semanas actuará en el teatro Villamarta de Jerez, el 'templo' del flamenco. Liñán, que estuvo nominado a los premios Max de danza por En sus 13, ganó el premio en 2010 junto a Teresa Nieto y Olga Pericet por De cabeza.

También Fuensanta La Moneta presentó su proyecto para el ciclo de la Junta de Andalucía. La bailaora del Zaidín, que ganó el premio El Desplante en el Festival de las Minas en 2003, participó en la convocatoria pública con su espectáculo Bailar vivir -que estrenó en la pasada Bienal de Sevilla- pero el Instituto Andaluz del Flamenco no tuvo en cuenta su propuesta. Otro caso peculiar es el del guitarrista del Sacromonte Habichuela Nieto, ganador de la última edición del Festival de las Minas, lo que suele ser el pasaporte a Flamenco viene del Sur. Habichuela, que está inmerso en la grabación de su nuevo disco, no participó en la convocatoria al desconocer el proceso de selección del Instituto Andaluz del Flamenco. En la lista de agravios también figuran el cantaor Juan Pinilla y la bailaora Patricia Guerrero, triunfadores en el Festival de las Minas en 2007 y excluidos del ciclo de la Junta de Andalucía en la siguiente edición, aunque al año siguiente ocuparon su espacio en el teatro del Realejo.

Otros artistas como los bailaores Adrián Sánchez, Juan Andrés Maya o Iván Vargas han presentado sus proyectos en años anteriores aunque para esta edición han desistido en su empeño. "¿Para qué, si siempre programan a los mismos?", lamenta Juan Andrés Maya, que protagonizó la primera actuación de Flamenco viene del Sur en Granada hace 13 años.

La bailaora Tatiana Garrido, hija de Mariquilla, es otra de las artistas de Granada que han presentado religiosamente su proyecto año tras año sin recibir contestación alguna desde que en 2005 estrenó Sueños de flamenco. De hecho, en las ediciones de 2010 y 2011, el tocaor Miguel Ángel Cortés ha sido el único grano de arena granadino en la programación del Alhambra. Por contra, artistas como Antonio El Pipa repiten una y otra vez en el cartel de Flamenco viene del Sur. De hecho, el bailaor jerezano abre la nueva temporada en el teatro Alhambra tras protagonizar también el arranque en Granada en 2009.

El pasado mes de agosto tuvo lugar una manifestación de artistas ante la puerta del Instituto Andaluz del Flamenco para denunciar. Si allí las críticas de figuras como Calixto Sánchez, Pansequito o Manuela Carrasco se centraron en las "políticas de amiguismo" que sigue esta institución a la hora de contratar a los flamencos, en Granada la mayoría de las quejas apuntaron al hecho de que "si no eres de Sevilla, parece que no existes". En este sentido se expresaron artistas como Manolete, Lucía Guarnido, Manuel Liñán, Curro Albayzín o el productor Juan Mesas. Más de seis meses después continúa el quejío de los artistas granadinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios