Flamenco Viene del Sur reconocerá el legado de Paco de Lucía y Manuel Molina

  • El Pele, María Terremoto y los ganadores del Festival de Cante de las Minas encabezan el cartel del ciclo, que se celebrará del 12 de febrero al 14 de mayo en el Teatro Alhambra

Hace casi cuatro años, fallecía el guitarrista flamenco por excelencia en nuestro país. Paco de Lucía, el maestro algecireño, dejaba a los 66 años un valiosísimo legado como precursor que fue -junto a Camarón de la Isla- de un arte jondo más popular y mestizo donde cabía el pop, el jazz, la salsa y la bossa-nova. Un año después de su muerte, otro grande del flamenco como Manuel Molina, conocido por su trabajo en el dúo Lole y Manuel, corría su misma suerte. Ahora, el ciclo Flamenco Viene del Sur homenajeará a estas dos figuras imprescindibles del arte jondo con dos conciertos durante su nueva edición, que se celebrará desde el próximo 12 de febrero hasta el 14 de mayo en el Teatro Alhambra. La cantante sevillana Alba Molina protagonizará el recital en honor a su padre Manuel el 12 de marzo; mientras que los guitarristas José Carlos Gómez y José Manuel León lo harán con de Lucía en un montaje que tiene por título Algeciras, después de Paco.

Flamenco Viene del Sur, que fue presentado ayer por la secretaria general de Cultura, Cristina Saucedo, y Enrique Gámez en su primera aparición ante la prensa como nuevo coordinador del Teatro Alhambra, arrancará el año nuevo jondo celebrando sus 21 ediciones con un programa que, en cifras, se presenta con 24 actuaciones y la participación de 138 artistas. En contenido, resalta por un cartel "heterogéneo, rico en propuestas y en talento que abarca veteranía y juventud, ortodoxia y vanguardia y presume de igualdad". Además, el ciclo jondo, que se desarrollará en Granada, Sevilla y Málaga, reunirá por primera vez en su historia a los ganadores del concurso Talento Flamenco de la Fundación Cristina Heeren.

Los premios Letras Flamencas por la Igualdad se celebrarán este año por primera vez

Otra de las novedades más interesantes es la celebración- el 23 de abril- de una gala con los ganadores de la última edición del Festival de Cante de las Minas de la Unión. Entre ellos, se encuentra el malagueño, pero granadino de adopción, Alfredo Tejada (cante); Fernando Jiménez (baile); Alejandro Hurtado (guitarra); y Sergio de Lope (instrumentista). "El Teatro Alhambra cae en buenas manos. Será un reto con fructíferos resultados", señaló Tejada dirigiéndose al nuevo coordinador del Alhambra. "Espero que este Flamenco Viene del Sur sea muy grande. Vamos a por todas", reconoció el cantaor, que acabó interpretando una minera en homenaje al festival que le concedió la lámpara minera, el máximo galardón del certamen musical.

En 2018 subirán a los escenarios del ciclo como cabeceras de cartel 37 artistas, 22 hombres y 15 mujeres, a los que se sumarán 101 artistas colaboradores. Este año se incorporan 12 nuevos nombres que no habían participado hasta ahora o lo habían hecho dentro del elenco artístico de otra compañía, entre los que se están Raúl Rodríguez, José María Bandera, El Amir, Jairo Barrull, Luis Gallo, Juan Carlos Gómez, José Manuel León, María Terremoto y Angelita Montoya. A ellos hay que añadir el palmarés de los concursos Talento Flamenco: Lela Soto Sordera, ganadora absoluta en la modalidad de cante; Adrián Domínguez, en la de baile; y Blas Martínez, en la de guitarra.

Según Saucedo, se presenta un ciclo "de gran calidad", amplio y muy diverso, dedicado al cante, al toque y al baile, donde cada año están representados distintos lenguajes y formas de expresión, que combina experiencia y modernidad y que contempla espectáculos para perfiles de público muy diferentes.

El programa une calidad artística, ortodoxia, vanguardia, veteranía y juventud, "sin olvidar el criterio de atención al enfoque de género con una programación paritaria", subrayó la secretaria general de Cultura. Saucedo recordó que en torno al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se publicará además la convocatoria para los premios Letras Flamencas por la Igualdad, que nacen con el objetivo de fomentar la igualdad de género en esta manifestación cultural y desterrar de los repertorios flamencos cualquier tipo de machismo, apología de la desigualdad o de la violencia de género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios