Flamenco y jazz en 'misión de paz'

  • Uri Caine se une a Carmen Linares y Celia Mur en una obra inspirada en 'Los desastres de la guerra' de Goya que se estrena esta noche

El flamenco es casi un arte plástico. Y viceversa. Si hace unos días Enrique Morente presentó un disco basado en sus impresiones al contemplar el Guernika de Picasso, ahora es la serie de Los desastres de la guerra de Goya el protagonista. Con textos y guión de José Ramón Ripoll, el músico norteamericano Uri Caine ha edificado una partitura antibelicista con las voces de Carmen Linares y Celia Mur que se estrena esta noche a nivel mundial en el Teatro Isabel la Católica.

La pieza inspirada en los grabados de Goya será el telón de fondo del montaje audiovisual que acompaña al espectáculo y que une la Guerra de Independencia -de la que se celebra el 200 aniversario- con la Guerra de Iraq. "Es una obra importante desde el punto de vista musical pero también desde el compromiso político", destacó ayer en la presentación Uri Caine.

Por su parte, José Ramón Ripoll desbrozó su guión y los dibujos de Goya a un tiempo: "Se anticipan al pensamiento moderno en cuanto a la percepción de la barbarie y en esa línea imperceptible de Goya es donde se desdibuja la frontera entre buenos y malos". Y el pintor aragonés, "un liberal ilustrado", se puso del lado del pueblo invadido "pero sin dejar de plasmar todas las contradicciones que había a su alrededor y en él mismo".

Y ahí entran en escena las voces de la cantaora Carmen Linares y la cantante de jazz Celia Mur. Una, el pueblo desgarrado; la otra, la portadora de la crítica, la voz de la España liberal que canta los Caprichos enfáticos, "los cuadros más críticos de la serie goyesca", resaltó Ripoll. Y en el centro, un músico "flexible" para unir ambos mundos. Para Uri Caine, trabajar con Los desastres de la guerra "ha sido una experiencia maravillosa y una manera de crear algo radicalmente nuevo con unas intérpretes tan diferentes". En el caso de Carmen Linares, Caine destacó su "profundo" respeto por el flamenco, "esa música visceral de la que apenas entiendo, pero que me interesa y conmueve profundamente". Algo más entiende de sensibilidad, de los "sentimientos que se movilizan en el escenario".

Compartió entusiasmo en la presentación la cantaora Carmen Linares, "encantada" de formar parte de un grupo heterogéneo de músicos y con sus dos guitarristas "que acompañan a la voz del pueblo", resaltó una de las cantaoras con más carga de profundidad y análisis del flamenco. "Uri Caine es ya uno de los nuestros, nos entendemos sin palabras, el flamenco le ha sorprendido y, por mi parte, estoy convencida de que esta no será mi única colaboración con Celia Mur", resaltó la cantaora de Jaén. Por su parte, el director del Festival, Enrique Gámez, destacó que los Desastres de la Guerra es uno de "los primeros lenguajes periodísticos del que hay testimonio" a través de "un retrato de su tiempo pero elevado a obra de arte". Goya, un 'plumilla' de la época y uno de los grandes pinceles de la historia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios