Flamenco jondo

Intérpretes: Ana Mochón (cante); Álvaro Pérez 'El Martinete' (guitarra). Lugar: Cueva de las Ventanas de Píñar. Fecha: sábado, 12 de diciembre. Aforo: 100 personas.

Perdonen el chiste fácil en el título. El escenario en la Cueva de las Ventanas de Píñar está a 22 metros debajo de tierra. Este impresionante asiento paleolítico se habilitó este verano para ofrecer espectáculos musicales sin megafonía con aforo limitado. Aparte de algunos conciertos clásicos de cuerda o con pocos instrumentos, que no distorsionen ni retumben en las paredes de la cueva, el sábado tuvo lugar el primer recital de flamenco. Ana Mochón, la joven promesa de 15 años, acompañada de Álvaro Pérez 'El Martinete', de 14 recién cumplidos, a la guitarra, ofrecieron un concierto liviano y agradable.

La cantaora granadina, como viene siendo habitual, se presenta con unas alegrías: "...Me sale del corazón. Que todo el mundo se entere, me llamo Ana Mochón". El recital continúa con la balada flamenca La Mama, de Antonio Gómez 'El Colorao', homenajeando así a uno de sus maestros. La malagueña es el mayor acercamiento a lo jondo, que se remata por abandolaos. Una bella farruca y la Baladilla de los tres ríos, de Lorca, cantada por milongas, acercan a un final que se engrandece con tangos de Granada, uno de los platos fuertes de la cantaora, que aborda de pie con apuntes de braceo y otros gracejos. Antes de irse, nos regala un par de fandangos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios