Fred Wesley Generation, el maestro del funk

Probablemente el concierto más recomendable del fin de semana sea el que ha programado la sala Planta Baja para el viernes. Nada más y nada menos que Fred Wesley, el trombonista que fuera mano derecha de los JB's de James Brown, responsable en gran medida del sonido del funk incendiario de los setenta que facturó el Padrino del Soul, y también pieza fundamental de los Parliament de George Clinton, se presenta en formato de trío con un nuevo proyecto que ha llamado atinadamente Generations. Efectivamente se trata de tres músicos que representan a tres generaciones diferentes. Por un lado, obviamente, Wesley que a sus 72 años sigue en plena forma, pues no en vano ha sido uno de los arquitectos que diseñó el funk en los primeros setenta para entregarlo al mundo como se le conoce, por otro el batería francés Tony Match que con 44 podría ser su hijo, y finalmente el jovenzuelo italiano Leonardo Corradi, considerado a sus 23 años el mejor instrumentista de Hammond B-3 del mundo, ese órgano que definió con su chirriante sonido toda una escena de jazz tórrido y bailable que en los cincuenta era soul-jazz y que en los ochenta y los noventa se reinventó como acid-jazz.

No es la primera vez que un Fred Wesley inasequible al desaliento, incansable trabajador del escenario, se deja caer por aquí. En los últimos años ha visitado con cierta frecuencia algunas de nuestras salas con un proyecto que rendía pleitesía al legado del gran Jimmy Smith, maestro del Hammond que sentó las bases del género con las propuestas más calientes del jazz de los cincuenta y los sesenta. Sus irresistibles directos, mezcla de jazz y funk de alta graduación, llenos de indiscutibles llenapistas con denominación de origen, se han hecho legendarios. Ahora vuelven para ofrecer en Planta Baja, después de la actuación de los discípulos Agapornis, agrupación funk gaditana, el que probablemente sea el concierto más recomendable del fin de semana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios