Funk para abrir Jazz en la Costa

  • El funk y el acid jazz de la banda Funkdación sirven para abrir en La Herradura la XXVIII edición del Festival que tiene como centro de operaciones el Parque del Majuelo de Almuñécar

El Festival Internacional de Jazz en la Costa celebra desde esta noche su 28ª edición, y repitiendo el formato de la anterior, lo hace calentando el ambiente con una actuación en paralelo al cartel central en La Herradura. Si el año pasado fue el blues el protagonista en la Plaza Nueva de La Herradura de la mano de la Fernando Béiztegui Blues Band, este año le cede el testigo a otro género más moderno pero igualmente negroide, el funk. Y hablando de funk pocas bandas con más experiencia que Funkdación, uno de los grupos más veteranos del panorama nacional con casi treinta años de trayectoria combinando el funk con otros estilos allegados, el acid jazz, el jazz-funk, el soul y cualquier otra música con groove, el elemento intangible que define al género, como el feeling al blues o el duende al flamenco.

NDavid Margam, guitarrista fundador y director del grupo, explica que, en directo, la banda mantiene su espíritu de diversión. "Eso no se ha perdido y, por tanto, las claves para La Herradura y para cualquier otro festival son la diversión, el baile y un directo muy cuidado donde prima poder llegar a todo tipo de público. Si adelanto alguna sorpresa, ya que en Jazz en la Costa presentaremos algunos de los temas nuevos que irán incluidos en el próximo disco Planetgroove, y haremos nuestro particular homenaje a algunos clásicos del Funk. Mucho funk, soul y groove".

Efectivamente, mirándose en las grandes bandas de jazz y funk de los setenta y los ochenta, Funkdación ha recorrido todo el espectro del funk clásico a lo largo de su discografía, que aunque no demasiado extensa, sí que constituye una cuidada exposición de estilos dentro del género. New World (1988), Urban Casino (2001), Groovadelia (2006) y Fun People (2007) han sido sus trabajos hasta ahora, cuando está a punto de ver la luz un nuevo álbum, Planet Groove. Sobre él y sobre los largos silencios discográficos, Margam comenta que, a veces, cuando se piensa en renovar y emprender un nuevo ciclo musical dejas de lado la parte discográfica o comercial para centrarte en crear una nueva identidad personal sólida de la formación. "Y si lo quieres hacer bien pues retrasas muchas necesidades. El nuevo disco Planetgroove está cociéndose a fuego lento, eso es lo bueno de autoproducir tus propios discos y no depender de una compañía que te obliga a sacar disco sí o sí. En poco tiempo estaremos hablando del nuevo trabajo de Funkdación, para este año 2015 seguro".

Y con el nuevo disco el grupo estrena también cantante. Tras el paso por el puesto de vocalista de Damon Robinson y más tarde de Sandra Morales, ambos participantes del programa televisivo La Voz después de haber militado en Funkdación, la banda se ha visto obligada a reinventarse con un nuevo cantante, Ralph Zuazu. "Llegó a nosotros en un momento, digamos, crítico de la formación aportando nuevas sensaciones y aire fresco en el nuevo proyecto de Funkdación. Su carisma y su voz bluesera y soulera aportan más riqueza a los temas nuevos, dándole un toque diferente al sonido final muy interesante. Un buen fichaje sin duda". Un fichaje con el que da la sensación de que le han puesto unas pilas alcalinas al grupo.

Sangre nueva para afrontar una renovación que no debe ensombrecer los grandes talentos que han formado parte de la banda en el pasado. David destaca las peculiaridades de los anteriores vocalistas, pero el guitarrista se enroca en defender al equipo actual. "Bueno, hay que destacar el paso de muchos músicos por la formación pero me quedaría con los que más creemos, apostamos y trabajamos actualmente por el proyecto, al fin y al cabo todos los que estamos subidos en este barco tenemos las responsabilidad de dar continuidad a la banda y entiendo que los músicos actuales son los que mejor encajan en la nueva identidad y filosofía de Funkdación". Así pues, insistimos en la trayectoria de un grupo que a estas alturas se puede considerar ya una especie de academia de funk… "Yo diría que así se nos conoce en Granada, como una escuela de funk, pues son multitud de músicos los que han pasado por Funkdación. Lo mejor de todo es que cada músico que pasó y trabajó con nosotros aportó mucha diversidad y riqueza a la banda. La verdad es que aún seguimos siendo referencia de gente joven que empieza en la música y para nosotros eso nos llena de orgullo".Pero, ¿alguno de esos alumnos se ha licenciado cum laude? "Bueno, no se puede hablar de alumno como tal, son todos amigos y muy buenos músicos que en un momento determinado prestaron su ayuda", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios