Gabilondo pide de nuevo a la Academia de Historia que revise su diccionario

  • El ministro de Educación reitera a la entidad la necesidad de corregir de inmediato las entradas de la obra que carecen de rigor histórico.

Comentarios 5

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha reiterado hoy al director de la Real Academia de la Historia, Gonzalo Anes, con el que ha mantenido una reunión, la necesidad de que se revisen y, en su caso, se corrijan de inmediato las entradas del Diccionario Biográfico Español que carecen de rigor histórico. Así lo han indicado fuentes del Ministerio de Educación tras el encuentro mantenido esta mañana entre Gabilondo y Anes después de la polémica suscitada por algunas de las biografías incluidas en el diccionario elaborado por la Real Academia, entre ellas la de Francisco Franco, escrita por Luis Suárez, que afirma que el general "montó un régimen autoritario pero no totalitario".

Durante la reunión, que el Ministerio ha enmarcado dentro de los contactos habituales que ambos mantienen, Gonzalo Anes ha explicado al ministro el procedimiento de elaboración de esta obra y sus razones para justificar el pluralismo que, según la Academia de la Historia, caracteriza el diccionario. La Junta de Gobierno de la academia aseguró el pasado día 2 de junio que cada autor es responsable de sus textos y que se había optado por los principios de libertad intelectual y de responsabilidad de los autores, así como por un pluralismo que recogiera distintas sensibilidades historiográficas.

Gabilondo, según las mismas fuentes, ha vuelto a pedir a Anes lo que ya le había transmitido por escrito y por teléfono anteriormente y lo que exigió en el Congreso de los Diputados el pasado miércoles: que se adopten las medidas oportunas para revisar y, en su caso, corregir inmediatamente, por los medios que sea necesarios, aquellas entradas que no respondan al rigor histórico de los trabajos académicos.

El ministro de Educación ha transmitido a Anes que no corresponde al Gobierno decir cómo debe realizarse esta revisión. La Real Academia de la Historia no ha querido valorar por el momento la reunión.

El pleno de la Academia, que se reunió el pasado 3 de junio, reconoció que algunas de las entradas del diccionario admitían un "planteamiento historiográfico" distinto que debía ser incorporado "con la mayor celeridad posible". No obstante, su director ha calificado la obra de "monumento a la libertad de expresión".

La pasada semana, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el titular de Educación instó a la Real Academia a que rectificara de inmediato esas entradas, en respuesta a dos preguntas de los diputados de IU Gaspar Llamazares y del PNV Aitor Esteban Bravo, quienes criticaron duramente a esa institución.

También en el Congreso, el grupo parlamentario socialista presentó el pasado martes una proposición no de ley en la que exige al Gobierno que interrumpa la difusión en España y en el extranjero de este diccionario hasta que una comisión científica revise dichas entradas, mientras que las Juventudes Socialistas de España (JSE), iniciaron una campaña bajo el lema "Dale una patada al diccionario".

El diccionario, cuya primera fase, de 25 volúmenes, está ya a la venta, contiene 43.000 biografías sobre los personajes más relevantes de todas las épocas de la historia hispánica que han sido realizadas por 5.500 especialistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios