García Montero dimite como patrono de la Fundación Ángel González

  • El poeta, junto con Antonio Masip y Lombardero, dimite por su desacuerdo con la viuda

El ex alcalde de Oviedo y eurodiputado socialista Antonio Masip, el poeta y Catedrático de la Universidad de Granada Luis García Montero, y el escritor Manuel Lombardero han dimitido como patronos de la Fundación Ángel González.

A través de una nota de prensa conjunta en la que hacen pública su dimisión, señalan que los motivos de la misma es la "errática" e "incomprensible" posición adoptada por la presidenta de la Fundación, Susana Rivera, viuda de Ángel González.

"Si hubiera habido alguna posibilidad de entendimiento y de que la Fundación fuese viable con nuestra presencia, esta renuncia nunca se hubiese dado", explicaron en la citada nota de prensa. "Tomamos esta decisión con gran dolor y por estricta lealtad al recuerdo de nuestro amigo Ángel González", concluyeron.

Según publicó La voz de Asturias en 2008, la fundación era "uno de los últimos deseos del poeta y académico asturiano, fallecido el 12 de enero de 2008. En su testamento dejó escrita su voluntad de crear una fundación para velar por su obra y promover la poesía y literatura en general. El lugar elegido era Oviedo, la ciudad donde nació hace 82 años y en la que desde el 19 de enero reposan sus cenizas". Manuel Lombardero, amigo de la infancia, quiso dar el primer paso con una contribución personal: donar una de sus bibliotecas a la Fundación Ángel González. "Se trata de su colección personal de poesía latinoamericana, que arranca con Bécquer y termina sobre los cincuenta, precisamente la generación de Angel González". Eran 7.000 volúmenes reunidos a lo largo de treinta años de búsqueda y compras. Incluye primeras ediciones dedicadas de Federico García Lorca, Rafael Alberti o Bécquer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios