García Montero: "Los libros nos hacen dueños de nuestro tiempo"

  • El poeta granadino defiende en su 'Manifiesto a favor de la lectura', con motivo del Día Internacional del Libro, la necesidad de regalar libros a los niños

"Los libros nos ayudan a vivir, nos hacen dueños de nuestro tiempo". Ésa fue la idea central del Manifiesto a favor de la lectura escrito por Luis García Montero y leído ayer por el delegado de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada, Pedro Benzal, durante la celebración del Día Internacional del Libro. "Quien no tiene tiempo para pensar repite como un loro aquellas ideas que otros han pensado por él", alegaba el manifiesto. "Los dogmas son un punto de partida, pero la verdad personal sólo es un punto de llegada y necesitamos tiempo y palabras para conseguirla".

Precisamente de tiempo, o de la escasez de él en la sociedad actual, trataba el escrito de García Montero. "Vivimos en una época de prisas, se nos pasan los días sin un minuto para ocuparnos de los asuntos y las personas que más nos importan. Nos falta tiempo para perder el tiempo con la gente que queremos, para ganarnos una tarde de recuerdos y preguntas con nuestros mayores".

García Montero alentó a jugar con los niños, a estar tiempo con los niños, a leer con ellos. "Si conoce a algún niño", escribía, "y si además ha conseguido disponer de su propio tiempo en medio de las prisas, le aconsejo que le regale un libro y que lo lea con él. Va a descubrir que son los niños quienes educan a los mayores. Deberá usted ponerse en el lugar del otro, que es la mejor manera de encontrar el propio lugar. Volverá usted a pensar de forma limpia en la vida, en la muerte, en el miedo, en la ilusión, en el amor, en el odio, en las que cosas que se pierden y en las cosas que se ganan, y en las cosas que se ganan cuando se pierde el tiempo leyendo un libro con un niño. En una sola tarde, vivirá dos veces por el precio de un libro".

Los actos del Día Internacional del Libro, que se celebraron en la Casa de los Tiros, se completaron con una conferencia del escritor Lorenzo Oliván en torno a la figura de Juan Ramón Jiménez, de quien destacó su búsqueda y hallazgo de la poesía pura, su obsesión por encontrar la forma exacta de los versos, su locura quijotesca por el arte puro.

"La renovación de Juan Ramón Jiménez", dijo Oliván, "procede de desarrollar una progresiva poética de la desnudez". Oliván defendio la enorme influencia que tuvo el poeta de Moguer en las generaciones posteriores pese a las críticas que recibió en su momento.El acto concluyó con una lectura de versos de Juan Ramón Jiménez en boca de varias poetas granadinas, como Ángeles Mora, Nieves Chillón, Amelina Correa, Teresa Gómez y Trinidad Gan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios