Garnati Ensemble, una mirada provocadora a Bach

  • La formación granadina presenta mañana en CajaGranada el disco 'Playing Goldberg'

Mientras muchas bandas que en el pasado han vendido miles de discos se pasan a la autoedición, los hermanos Alberto y Pablo Martos llevan el logo de Sony Music en su nuevo CD. Ambos fundaron hace años Garnati Ensemble, que en esta ocasión ha contado con la colaboración del reconocido viola Yuval Gotlibovich para publicar Playing Goldberg, una nueva versión de Las Variaciones Goldberg de Johann Sebastian Bach, una de las más grandes composiciones de la historia de la música.

La crítica califica este trabajo como "provocador", pero para ganarse este adjetivo no han tenido que interpretar en un trío de cuerda una canción de Iron Maiden. "Esta pieza está escrita para teclado y cuando hicimos esta adaptación para trío de cuerda nos hicimos un montón de preguntas hasta decidir que queríamos hacer un viaje en el tiempo y traernos las variaciones a nuestros días", explica el violonchelista Alberto Martos.

Con esta idea, los hermanos Martos vieron que en la música de Bach se intuyen aires de tango o las danzas irlandesas. "Su música es tan mágica que tenía herencia del pasado pero también tenía intuiciones del futuro, por lo que nosotros hemos intentado hacer un diálogo entre la tradición y la modernidad", continúa el violonchelista, calificado por el maestro Barenboim como "un músico de gran talento y una de las mayores promesas del violonchelo español". De hecho, tras una primera audición, le colocó en el primer atril de su West-Eastern Divan Orchestra.

Pero Garnati Ensemble no ha buscado la modernidad como un elemento de marketing ni para enfadar a los aficionados a la música clásica más conservadores. Además, "la grabación más mítica y legendaria" de Las Variaciones Goldberg la hizo el pianista Glenn Gould en el sello Sony Music, el mismo en el que los hermanos Martos publican su disco.

Pero Playing Goldberg va más allá del formato disco para ser un proyecto con tres caras. Cada viernes que toquen en el teatro CajaGranada -aproximadamente cada fin de mes- actuarán con un artista invitado que, al día siguiente, ofrecerá una clase magistral y, por la tarde, ofrecerán un concierto un público en riesgo de exclusión social. "Los grandes festivales son a veces muy elitistas y por cuestiones de precios no todo el mundo se lo puede permitir, porque además con este tipo de público a veces se regatea en la calidad de los espectáculos", apunta un músico que acaba de recibir el mayor elogio de su vida a través de una crítica de Jesús Ruiz Mantilla: "La interpretación para trío de cuerda de esta obra maestra de Bach para teclado, las Variaciones Goldberg, suspende el tiempo y también restablece el ánimo".

Durante la presentación del concierto, el vicepresidente primero de CajaGranada, Luis González, defendió que este proyecto enlaza con un modelo de Obra Social "adaptado a los tiempos que estamos viviendo, en los que no solo se colabora entre instituciones, sino que aúna el interés cultural con el social".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios