Gateando en el teatro y soñando 'En el Jardín'

  • Aforo completo de papás y bebés en el espectáculo infantil del FEX, en el que hubo risas, llantos, correteos, pero sobre todo, mucha magia

Pablo se ha dejado el chupete fuera de la sala. Una de las chicas de la organización se lo trae pero ya no lo quiere y lo escupe. "Mamá tengo sed", se oye decir a una niña en la grada. Se nota que están nerviosos antes de que empiece la representación.

Irene, de 3 años, está sentada en esa misma grada y tiene una risa contagiosa que se le pega a todos los ninños de alrededor. Lucía, una fila más abajo, está un poco despistada con la obra, y ha encontrado entretenimiento rompiendo un programa del festival a medias con Darío, el gateador, que también ha dejado de prestar atención a la obra.

Cuando los actores sacan unas flores, se oye una voz infantil que dice: "Mira, es primavera". O cuando están detrás de la pantalla de las sombras chinescas y caen unas gotas de agua, les alertan: "Oye, ¡que te vas a mojar!". Cuando Rosa, la actriz, se enfada con su compañero, otra voz preescolar y anónima le increpa: "No te enfades". Con las proyecciones, simulan la nieve o dibujan colores que provocan la misma respuesta en los bebés que un truco de magia. Un "oh" de admiración y sorpresa.

Al término del espectáculo, los actores reparten una mariposas de colores a los niños, dejando que se posen en sus manos. Mientras salen, una niña se acerca a Rosa y le pregunta: ¿Por qué te has enfandado con tu amigo?". Ella le contesta que todos nos enfadamos de vez en cuando. "Yo, no", contesta la pequeña. En la salida hay un pequeño atasco de carricoches, todos habían aparcado en una habitación contigua y ahora hay retenciones, pero da igual porque todos, grandes y mayores, salen con una sonrisa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios