Gitanos y tangueros cierran el Festival

  • Guillermo Fernández puso el broche de oro con un espectáculo que narra la historia de una gitana real en Buenos Aires y que tuvo de invitado a Morente

El tanguista Guillermo Fernández, a quien se sumó la colaboración del cantaor granadino Enrique Morente como artista invitado, puso ayer el broche de oro final a la edición de 2008 del Festival Internacional de Tango de Granada. Y González lo hizo de una manera curiosa e interesante: uniendo Granada y Buenos Aires a través de su espectáculo De gitanos y tangueros, una obra en la que, acompañado al piano por Cristián Zárate, narra la historia de una gitana granadina en Buenos Aires.

De gitanos y tangueros, que en el festival de Granada se ha presentado por primera vez en Europa, es un doble disco dividido en dos partes, la dedicada a los gitanos y la dedicada a los tangueros. La inspiración del trabajo le vino a Guillermo Fernández, una de las grandes estrellas del tango en su país, de la historia de Rocío, una gitana del barrio del Albaicín que emigró a Buenos Aires hace unos años y se instaló en el barrio de San Telmo, un barrio muy similar al del Sacromonte. Allí conoció a Manuel, otro gitano que trabajaba de albañil y de quien se enamoró perdidamente. Al poco tiempo ella quedó embarazada de Manuel. Sin embargo, otro hombre que también se había enamorado de Rocío, se interpuso en la historia de amor entre ella y Manuel y, en una riña con el albañil, lo mató.

Rocío quedó sola y con una hija a su cargo. Hasta entonces se ganaba la vida cantando flamenco por Buenos Aires. Decidió olvidarse del flamenco y dedicarse a cantar tangos. Guillermo Fernández, muy imbuido en el mundo gitano de Buenos Aires, decidió escribir esa historia a través de diferentes canciones en las que mezcla la soleá con el tango y en la que extrae toda la pasión de ambos géneros musicales, muy próximos por sus historias trágicas, sus acentos dramáticos y un profundo desgarro interior. Enrique Morente, cuya actuación no estaba prevista en el festival, decidió sumarse a la jornada de cierre del certamen y realizar algunos cantes, entre ellos la versión de Caminito que interpretó en el funeral del actor Fernando Fernán Gómez.

De gitanos y tangueros cerró un certamen por el que, en este año, han pasado Carlos Andreoli, Graciela Novelino, Claudia Levy, Silvana Gregori, Carla Algeri o el cantante japonés Chie.

El Festival Internacional de Tango de Granada cumplió en 2008 sus veinte años de existencia, por lo que anoche celebró una fiesta especial de cierre. El director del certamen, Horacio Rébora, ha organizado en este año una edición en la que ha habido espectáculos como 20 años es una historia, a cargo del grupo Ibertango, un quinteto musical con los cantantes Patricia Nora y Miguel Marquellada,y tres parejas de baile, que fue un puro homenaje al propio certamen. Además hubo un homenaje a Carlos Gardel con el espectáculo Aire de tango. También ha contado el certamen este año con la presencia estelar de Horacio Ferrer, uno de los indiscutibles grandes maestros argentinos y toda una referencia en el mundo del tango.

La fiesta de anoche incluyó también una coreografía preparada especialmente para el cierre del festival que comenzó a partir de las 20.00 horas en el teatro Isabel la Católica, sede de las principales actuaciones del programa central.Mientras el festival concluye y comienzan los preparativos del certamen del año que viene, los asistentes constatan que el tango tiene cada vez un mayor calado en Granada, que la afición crece y que su poder de atracción tiene más y más influencia. Granada ya suena a tango. Granada ya es un puro tango.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios