Actual

Godard mantiene viva en Cannes, con 'El libro ilustrado', la llama de su rebeldía

  • El director vuelve al festival medio siglo después de la suspensión del certamen por las protestas del 68

El director Jean-Luc Godard. El director Jean-Luc Godard.

El director Jean-Luc Godard. / efe

Cincuenta años después de que el cineasta Jean-Luc Godard lograra que Cannes se suspendiera en solidaridad con el movimiento estudiantil de mayo del 68, ayer volvió a revolucionar el festival con Le livre d'image (El libro ilustrado), una propuesta más artística y filosófica que cinematográfica.

Con un gran aplauso en su pase de gala y unas palmas más tímidas en la primera proyección de prensa se recibió ayer en Cannes esta película, que compite por la Palma de Oro y que se puede resumir como una personalísima reflexión sobre la locura del mundo actual.

Con la narración en off del propio Godard, que lee textos de Fiodor Dostoyevski o Bertolt Brecht, el cineasta monta una especie de collage con una vertiginosa sucesión de imágenes, a veces reales y muchas otras de películas, como Los olvidados, de Luis Buñuel; Encadenados, de Alfred Hitchcock, o Juana de Arco, de Victor Fleming, protagonizada por Ingrid Bergman.

El tren como símbolo del mundo que no deja de moverse, aunque no sepa hacia dónde va, se repite en toda la narración, en la que Godard lanza múltiples mensajes, la mayoría sin explicación.

Homenaje a Cataluña, Terrorismo considerado como una de las Bellas Artes o Las religiones han falseado nuestra sociedad son algunos de los lemas que se pasean por los 85 minutos de una película en la que el realizador critica las guerras, la destrucción del medioambiente, las diferencias sociales o "la ignominia capitalista".

Marilyn Monroe, la tumba de Rosa Luxemburgo, un cuadro del pintor francés Edgar Degas o una secuencia cinematográfica con Joan Crawford son otras de las imágenes que se pueden ver en una película que, si algo demuestra, es que el espíritu revolucionario de Godard sigue vivo a sus 88 años.

Tanto que, aunque como es habitual no aparecerá por Cannes, sí se le podrá ver hoy en la rueda de prensa sobre su cinta, si la técnica no lo impide, porque el realizador de títulos esenciales del cine como Al final de la escapada o Pierrot el loco, hablará con los periodistas a través de Face Time.

Sin duda, una muestra más de que Godard no se deja apabullar por los tiempos, aunque eso suponga que su cine sea para algunos espectadores difícil, si no imposible de entender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios