Granada homenajea a Ron Carter, un incondicional del Festival de Jazz

  • El contrabajista americano recibirá hoy una pequeña joya realizada por el orfebre Rafael Moreno

Ron Carter, en una fotografía de archivo. Ron Carter, en una fotografía de archivo.

Ron Carter, en una fotografía de archivo. / g.h.

El contrabajista estadounidense Ron Carter será homenajeado hoy por el Festival de Jazz y el Ayuntamiento durante su concierto de en el Teatro Isabel la Católica, para que el que hace más de un mes están agotadas las localidades. El veterano músico recibirá la Granada del festival, una pequeña joya realizada en plata por el orfebre Rafael Moreno, que le será entregado por los representantes del Ayuntamiento.

Según el director del festival, Jesús Villalba, se ha hecho merecedor a esta mención especial por su "larga trayectoria profesional, su calidad humana, su elegancia y por su vinculación a los festivales granadinos". Ron Carter ha estado actuando en cuatro ocasiones previas para el público granadino entre las programaciones de Jazz en la Costa y el festival capitalino.

La oportunidad de ver en el escenario del teatro Isabel la Católica al contrabajista Ron Carter es para cualquier aficionado a la música una ocasión irrepetible de reencontrarse con la propia historia del jazz. Su nombre aparece en 2.200 grabaciones, recibió una exquisita formación clásica, compartió gira con Cannonball Adderley y formó parte del histórico quinteto de Miles Davis pero también fue imprescindible para Chico Jamilton, Randy Weston , Lionel Hampton o Benny Golsson, por citar solo algunos músicos , de una lista interminable. Ha sido nombrado Doctor Honorario por numerosas y prestigiosas universidades y recibido el título de Commandeur de la Orden de las Artes y las Letras de Francia. Su talento como compositor le ha proporcionado varios Grammy y muchos cineastas como Bertrand Tavernier lo han reclamado en alguna de sus películas.

Ron Carter aún muestra su plenitud como uno de los más originales, prolíficos e influyentes bajistas de jazz, en posesión de una calidad inconfundible y de un tono robusto y vigoroso. En sus conciertos no solo muestra su virtuosismo sino su alma, su humanidad y una elegancia exquisita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios