Granada acoge al cosmopolita ruso que nunca viajó

  • Una selección de los fondos del museo del autor en Moscú describe las relaciones y fuentes que estableció Pushkin con otros intelectuales europeos de la época

Pushkin se definía como "el primer ministro de Exteriores del parnaso ruso". Y la historia lo ha confirmado en el cargo. La muestra que desde ayer se exhibe en la Residencia Universitaria de Corrala de Santiago es uno de los documentos que dan fe de ello. El poeta, que nunca atravesó la frontera de Rusia, se ha convertido en el mejor canal de trasmisión de la cultura europea en su país, y a la inversa.

"Muchos rusos han encontrado en los libros de Pushkin, de lectura obligatoria en las escuelas, su primer conocimiento de España", comentó ayer el embajador de Rusia en España, Alexander I. Kunznetsov, que inauguró la exposición. El diplomático señaló que la obra de este "genio universal", no sólo "transformó la lengua literaria rusa", también ofrece un ejemplo de que "la mejor cultura acerca a los pueblos".

El autor, que aprendió español a través de un manual que le regaló un amigo que viajó por España, compartía la fascinación por Andalucía de los románticos. El embajador quiso destacar que dedicó un verso a Granada.

Su prodigiosa memoria, su extraordinario bagaje literario y una curiosidad insaciable hacia los más diversos temas del conocimiento obraron el milagro de convertir en cosmopolita a un escritor que no salió de su país. Los fondos del Museo de Pushkin en Moscú sí han viajado hasta Granada para mostrar las relaciones que estableció con numerosos intelectuales del periodo o de otras épocas a través de la lectura .

Un total de 69 grabados de los siglos XVII y XVIII dejan constancia de los vínculos hermenéuticos que estableció con Goethe, Bonaparte, Newton, Robespierre, Kant, Byron, Merimeé, Milton, Shakespeare, Cervantes o Calderón... También hay manuscritos de Pushkin o cuadros de las ciudades rusas que marcaron la vida del autor de El convidado de piedra, una versión del mito de Don Juan.

El diplomático, que pronunció ayer la conferencia Rusia en el mundo global en la Facultad de Ciencias Políticas, aseguró sentirse muy satisfecho de que la exposición se mostrase en un edificio de la Universidad de Granada, una institución con la que les une "una relación de largos años" y que calificó como "un centro muy importante en el estudio de la lengua y la cultura rusa en España",

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios