Antonio Collados y Patricia Garzón. editores

"Granada fue uno de los centros de la modernidad de este país"

  • La pequeña editorial 'Ciengramos' acaba de presentar un libro dedicado a la histórica sala Planta Baja, inaugurada en la ciudad en los años 80

Antonio Collados es profesor de la Facultad de Bellas Artes y productor cultural y Patricia Garzón es diseñadora gráfica, juntos forman Ciengramos, un proyecto editorial sobre la cultura de Granada, una forma de aunar su talento y un ejemplo de equilibrio entre vida personal y proyectos profesionales.

-¿Cómo surge Ciengramos?

-Por una parte, teníamos ganas de aprender el sistema editorial y, como pareja, queríamos también hacer algo juntos que tuviera que ver con nuestras profesiones. Por otra parte, también creíamos que era un proyecto necesario para Granada. Ciengramos forma parte de la constelación de proyectos de la plataforma cultural TRN. Como proyecto editorial trata de indagar y presentar iniciativas de nuestro pasado reciente que consideramos interesantes para pensar hoy. A lo largo de estos últimos años hemos ido conociendo a mucha gente con la que cruzamos referencias, reflexiones y visiones de la ciudad. El patio trasero de 'La Casa de la Palmera', la primera sede de TRN en la Chana, se convirtió en un punto de encuentro para la gente que le interesaba la cultura contemporánea en la ciudad. Por una parte teníamos un programa público de exposiciones en la casa y, por otra, ese patio que sirvió para compartir reflexiones sobre el trabajo del arte, sobre política cultural y sobre la vida misma. Esto nos hizo pensar en otros proyectos similares que habían surgido en la ciudad y de ahí que emprendiéramos la vuelta de TRN pero como proyecto de investigación y editorial.

-Existe una clara vocación por visualizar la cultura local, cómo la contemporaneidad global ha tenido su reflejo en Granada y sus creadores, que quizás no tienen toda la visibilidad que deberían ¿Cómo seleccionáis las temáticas de las publicaciones?

-En Granada ha existido siempre una gran energía creativa e iniciativas que, aunque no muy conocidas hoy, consideramos pueden ser estimulantes para generar nuevos proyectos. Nuestra idea es ofrecer recursos, ideas, ejemplos, pensando en gente de nuestra generación que pueda poner en marcha nuevas experiencias. Tras la primera publicación sobre TRN en La Casa de la Palmera -donde contamos la experiencia en la Chana- decidimos hacer un libro sobre Miguel Benlloch, un referente cultural para muchos. A Miguel lo adoramos, seguir su vida es visitar muchos de los episodios más interesantes de las últimas décadas en la ciudad. A través de él conocimos la historia del Planta Baja y nos presentó a Juan Planta (junto a Marino Martín conformaron el trío fundador), otro imprescindible para nosotros. Juan nos dio acceso a un montón de información y con él pudimos editar recientemente un libro con el que explicar esa época de los ochenta en la que Granada, junto a Vigo y Madrid, fueron los centros de la modernidad en este país. Entre medias hemos trabajado cuestiones que tienen que ver con el crecimiento de la ciudad, el paisaje y el urbanismo, como fue el proyecto multidimensional Lugares al límite; Capital y Terruño donde se trabajó la idea de ciudad marca en un momento en que Granada se vende como una ciudad para un turismo de ocio de ínfima calidad.

-Tenéis larga experiencia en los proyectos colectivos que funcionan entrelazados ¿Este proyecto flota aislado o está interconectado con otras iniciativas culturales de Granada?

-Todas la experiencias que llevamos a cabo están entrelazadas y parten del interés por hacer algo con otros. Por ejemplo, participamos de Grupo de Fe, una editora musical también vinculada a TRN. Surgió hace un par de años después de acumular muchas noches en Planta Baja. Un grupo de amigos (Ángeles Agrela, Paloma Gámez, Marisa Mancilla, José Piñar, Sonsoles Pizarro y nosotros), que nos juntamos mucho para ir a conciertos, nos decidimos un día a ser productores, no solo consumidores musicales, así que nos embarcamos en la creación de Grupo de Fe con la que estamos sacando proyectos musicales de artistas plásticos. La primera referencia fue USTED, el alter-ego del artista Chico López y la segunda, que pronto presentaremos, será La Gitana Superdotá un proyecto también genial de Valeriano López. Es nuestra resistencia al tedio y nuestra militancia cultural. En esto confraternamos con los compañeros de El Rapto, Milivingroom o Discos Bora-Bora, proyectos que dedican parte de sus recursos a generar una programación de eventos continua. Y ya que estamos en el mundo editorial reconocer la labor en nuestra ciudad de gente como Lucía, de Libros de Autoengaño o la Librería Bakakai y Ubú Libros. Todos hacen un gran esfuerzo y no siempre se obtiene el reconocimiento que merecen. En definitiva, creemos que hay que pringarse y darle vidilla a esta ciudad, porque sino…

-¿Qué podremos ver próximamente de Ciengramos?

-Vamos a lanzar un libro sobre la escena de las artes plásticas en Granada y también una guía monumental de la ciudad, pero no una guía turística al uso, sino un trabajo con el que profundizar en cómo los poderes han construido iconos que condensan -como diría Benjamin- la barbarie de la cultura. Este es un trabajo colectivo dirigido por los artistas Rogelio López Cuenca y Elo Vega y los co-editamos junto al Centro José Guerrero. Esperamos que salga para diciembre. Ya ves, Ciengramos acaba por ser un proceso de investigación poliédrico sobre Granada y lo que nos interesa es abordarla desde puntos de vista diversos, intentando facilitar entradas para gente con intereses también diversos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios