Granada viste el verde bosque de 'Varekai'

  • Esta fábula circense ha sido vista desde 2002 por más de diez millones de personas en más de 23 países y 130 ciudades Esta noche 'Varekai' llega al Palacio de los Deportes a las 21:30

Esta noche Ícaro vuelve a encerar sus alas para aterrizar en el maravilloso mundo de Varekai, el último espectáculo de El Circo del Sol, que se estrenará hoy en el Palacio de los Deportes a las 21:30 horas. La historia comienza cuando un chico cae del cielo en medio de un bosque repleto de seres extraordinarios. Todos ellos, saltimbanquis, trapecistas y demás seres prodigiosos, se encargarán de llevar al chico por este mundo de fábula que es Varekai.

Según sus creadores, el espectáculo es "un mundo lleno de criaturas fantásticas" que habitan este bosque de almas nómadas. Precisamente, el título del espectáculo proviene del romaní y significa cualquier lugar, y apela al espíritu circense más puro y colorista del que El Circo del Sol hace gala de manera magistral desde hace décadas.

Con esta revisión del mito de Ícaro la compañía canadiense regresa a Granada desde el 13 al 17 de este mes para ofrecer un mundo de intensas emociones y un viaje a la libertad individual y a la reinvención de uno mismo. Mediante su ya clásico estilo, El Circo del Sol atrapa, desgrana y colorea sensaciones y rubrica otro magnífico cuento, esta vez con alas de cera.

Varekai se estrenó en 2002 en Montreal y desde entonces ha estado cosechando éxitos bajo la dirección de su creador Dominic Champagne, también uno de los fundadores de El Circo del Sol.

Esta fábula circense ha sido vista desde entonces por más de diez millones de personas en más de 23 países y 130 ciudades. La compañía actualmente está compuesta por un equipo de cien personas de 19 nacionalidades distintas, por lo que el alma nómada está en la impronta de esta familia de circo. La troupe actúa bajo el mando del británico Michael Smith, actual director del espectáculo que, por su parte ha sabido diseccionar y hacerse con la esencia de la idea original de Dominic Champagne.

En sus declaraciones para el Grupo Joly, Champagne destaca la necesidad de cambio y reciclaje: "El Circo del Sol es como Madonna: siempre tienes que meter algo nuevo. Por eso, cada día nos preguntamos en Varekai qué podemos ofrecer al espectador, qué motivo de inspiración podemos darle, en qué podemos superarnos. Esto es esencial. Si bajas la guardia un solo segundo es que esto se ha terminado."

Quizás por eso este último trabajo del Circo del Sol hace un bello retrato de la renovación personal y el viaje en busca del propio destino. Y es que el mapa vital de esta compañía está marcada desde sus inicios en 1984 por la misma naturaleza que recorre las entrañas de Varekai: El Circo del Sol empezó su andadura con 20 artistas callejeros que, al igual que hoy intentaban llevar magia a su escena. En la actualidad mantiene su esencia y se ha convertido en la compañía circense de referencia en todo el mundo, cuenta con más de 5.000 empleados, incluyendo los más de 1.300 artistas de hasta 50 nacionalidades. Con sus 21 espectáculos girando por todo el mundo, El Circo del Sol ha llegado a 155 millones de espectadores en más de 40 países de seis continentes.

Esta variopinta legión está dividida entre los artistas y el personal técnico, encargados de que la magia de Varekai cobre vida y fluya por los sentidos de su auditorio. El montaje de la gran recreación del mito de Ícaro precisa de doce horas y todo el material viaja junto a la compañía en 21 trailers por toda Europa.

La escena donde el joven Ícaro comienza sus andanzas requiere 330 majestuosos árboles que representan ese bosque prodigioso, los ambientes cambiantes y evocadores nacen y mueren con la música y luces, además de las ya míticas acrobacias, el ritmo frenético y la fabulosa música original de la obra garantizan que las dos horas (descanso incluido) merezcan el precio de la entrada y pasen tan rápido como la mejor de las acrobacias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios