Granadillo para Los Italianos en la Fiesta de las Culturas 2012

  • El certamen quiso reconocer en la famosa heladería granadina la difusión que ha hecho de la ciudad en todo el mundo y el referente local que representa

Cecilia Di Rocco, la representante de toda la familia que regenta la heladería Los Italianos, una de las 'instituciones' con más solera en Granada desde 1936, en que abrió sus puertas por primera vez, poco antes de que estallase la Guerra Civil, recogió ayer en el teatro Isabel la Católica el Granadillo de Oro que otorgan los responsables de la Fiesta de las Culturas en su novena edición. Di Rocco recibió el galardón en reconocimiento por la difusión que Los Italianos ha dado al nombre de Granada por todo el mundo y por ser un referente turístico de la ciudad. No hay que olvidar que hasta la mismísima Michelle Obama se detuvo en su paseo por Granada hace dos años para tomarse un helado en el establecimiento.

La Fiesta de las Culturas, el acto que organiza el Ayuntamiento de Granada para 'dulcificar' la celebración de la Toma de la ciudad, siempre rodeada de fuertes polémicas por su presunta exaltación de la exclusión racial y la celebración de la expulsión de miles de granadinos musulmanes tras la rendición de la ciudad a los Reyes Católicos, no tuvo este año el esplendor de anteriores ediciones debido a la crisis económica. La celebración de este año quedó en la entrega del Granadillo de Oro y en un concierto ofrecido por el pianista Juan Gallego Coín, responsable del certamen, y la bailarina/bailaora Eva Manzano.

La propuesta resultó interesante: un espectáculo de danza sobre música de piano, Visiones íntimas, en el que se rememoraron todas aquellas obras que tuvieron en Granada su inspiración. Por el escenario del Isabel la Católica resonaron las creaciones de Claude Debussy, Erik Satie, Manuel de Falla o Federico García Lorca, a las que se les añadió un toque flamenco por parte de Eva Manzano, que es capaz de desenvolverse con total soltura entre el mundo de la danza y el baile flamenco y que sorprendió al público. Por su parte, Juan Gallego Coín también dio a conocer algunas de sus propias interpretaciones.

La celebración sirvió también para que en el vestíbulo del Isabel la Católica se creara una suerte de feria del libro con todos aquellos ejemplares publicados relacionados con la historia de Granada y su significado en España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios