El Guggenheim, envuelto en una polémica por la partida para comprar obras

  • El departamento de Cultura del Gobierno vasco no aportará el millón de euros para el fondo

El Museo Guggenheim Bilbao se vio envuelto ayer en una nueva polémica entre sus socios fundadores, el Gobierno vasco, regido por el PSE-EE, y la Diputación de Vizcaya, en manos del PNV, por la anulación por el primero de la partida de este año para financiar la compra de obras de arte.

El debate sobre esta cuestión ha surgido tras conocerse que el departamento de Cultura del Gobierno vasco, que dirige Blanca Urgell, ha decidido no aportar el millón de euros comprometido para 2012 para el fondo con el que el Guggenheim Bilbao adquiere las obras con destino a sus fondos propios.

Blanca Urgell argumenta esta decisión en una comparecencia ante los medios en Bilbao en la necesidad del Ejecutivo de Vitoria de controlar su déficit presupuestario y "no dejar un déficit mayor que el estipulado" para este año por el Gobierno de Mariano Rajoy para las Comunidades Autónomas.

La consejera vasca opinó ayer, además, que la decisión del Ejecutivo no va a tener una "incidencia negativa" para el Guggenheim porque, según dijo, en estos momentos no hay compra de obra prevista y "además existe un fondo procedente de años anteriores que está todavía por gastar".

Tras conocerse la decisión, José Luis Bilbao (PNV), presidente de la Diputación de Vizcaya, el otro socio del Gobierno vasco en la Fundación que dirige la institución museística bilbaína, opina que esta resolución supone "la guinda en el pastel de tres años de desastre" en la política cultural del Ejecutivo del PSE. Bilbao explicó que la retirada de la aportación llega después de que este año el Gobierno vasco "se haya gastado 5 millones de euros" en el programa que denominó Culturas por la Paz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios