"Hacemos la música que nuestros mayores reconocen como suya "

  • El grupo vasco Korrontzi abre hoy domingo en la Plaza de la Iglesia a partir de las diez de la noche el II Orcefolk junto a los aragoneses A Cadiera Coixa

El grupo vasco Korrontzi abre hoy domingo (22 horas, Plaza de la Iglesia, entrada libre) el II Orcefolk que se celebra hoy y mañana en la localidad del mismo nombre. Junto a ellos se podrá escuchar también al grupo aragonés A Cadiera Coixa. Korrontzi es un proyecto que ha ido creciendo naturalmente, desde las composiciones de Agustín Barandiarán y Mikel Romero, para acordeón con guitarra o mandolina, hasta la estructuración de un quinteto que dimensiona la idea original. Tras cinco años de recorrer los escenarios del País Vasco, Korrontzi rinde homenaje a los viejos acordeonistas euskaldunes. Son temas originales basados en antiguos ritmos de aquellos trikitilaris, con una música fresca y una perspectiva actual. La conjunción del acordeón diatónico -trikitixa- con la mandolina y el doble clarinete vasco -alboka-, arropados por bajo eléctrico y percusiones, permite elaborar una música dinámica, alegre y saltarina, muy bien armonizada que, de vez en cuando, se deja arrastrar por la añoranza con melodías dulces, un punto nostálgicas.

-Ustedes pertenecen a una generación que en vez de acercarse al rock o el pop, como parece natural a su edad, se han volcado sobre el folk y lo están renovando completamente y sucede tanto allí como aquí, ¿por qué sucede esto?

-En mi caso es una cuestión de sentimientos, esta música es la que reconozco como "propia", la que me proporciona identidad y me permite expresar a la vez todo lo que asocio a ese "húmedo verdor" al que antes hacías referencia.

-Acaban de publicar un segundo disco, doble, en directo y con el preceptivo DVD, algo que se suele hacer más avanzada una carrera ¿por qué han elegido este momento?

-Desde que comenzamos la crítica destacaba nuestro buen directo. Ya teníamos temas como para un segundo disco hecho en estudio, pero nos ofrecieron la posibilidad de hacerlo en directo, que creímos mejor representación de lo que hacemos en concierto. Es Korrontzi al cien por cien.

-¿Han ganado el Eurofolk, ¿son necesarios los concursos en este sector de la música?

-Los concursos, en nuestro caso junto a los festivales, han formado parte del trampolín desde el que hace ya unos años dimos el salto con nuestro primer disco. Es indudable que estos canales resultan fundamentales para darse a conocer en el mundo del folk, un mundo con uno de los públicos más exigentes y fieles de la música.

-Un célebre vasco-valenciano, Paco Ibáñez, decía el otro día que el enemigo de nuestras culturas viene en inglés… ¡y señalaba a Springsteen como 'El gran embrutecedor'… ¿comparten la trinchera?

-(risas) Acaba de tocar en San Mamés con un éxito apoteósico, por otro lado, para los aficionados del Atlethic el césped sufrió terriblemente, y ahora esta pregunta comprometida.... ¿podríamos pasar a la siguiente? (risas).

-La cosa del folk se sitúa entre repetir y cuidar por un lado y cambiar y modificar por el otro, ¿Korrontzi dónde de asientan?

-Korrontzi hace la música que nuestros mayores reconocen como suya y a la que damos nuevos aires y sabores, pero siempre dentro de la tradición, sin perder nuestras raíces como el centro de gravedad en torno al que giramos.

-¿O ambas son compatibles?: los suecos de Hedningarna o los Húngaros de Kerekes band pasan sus instrumentos (zanfonas, nickelarpas, flautas) por sintetizadores midí...

-La innovación en nuestro caso es el medio que debería permitir alcanzar nuevas sensaciones para ancestrales sonidos, es decir, lo entendemos como un modo más para lograr despertar emociones entre quienes nos escuchan.

-Hace unos días pasó por aquí Daniel Baremboim con su orquesta multiétnica, muticultural y multirreligiosa proclamando que la música, como parte de la cultura, acerca la paz entre las gentes, ¿suscriben esa apreciación que también hace una cantante israelí como Noa?

-La música es el lenguaje que todos hablamos sin el mínimo esfuerzo, tan sólo sintiendo..., sentir unidos es un buen principio para todo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios