Un Halcón Maltés en 'El Hombre y la tierra'

  • El compositor Antón García Abril recibe esta noche el premio del Retroback por una trayectoria que incluye 200 bandas sonoras

Antón García Abril pensaba hace sólo unos meses que el cine se había olvidado completamente de él; al poco llegó la Medalla de Oro de la Academia Española y esta noche recibirá el Halcón Maltés con el que el Retroback reconocerá su trayectoria como compositor para películas como Historia de S o Los Santos Inocentes, pasando por Vente a Alemania, Pepe y series televisivas como Anillos de Oro. Sin embargo, la obra que cualquiera de más de 30 años puede tararear al segundo es la música que le hizo a Félix Rodríguez de la Fuente para la cabecera de El hombre y la tierra, uno de esos temas que todo el mundo conoce, pero casi nadie sabe quién es el autor, la gran paradoja de los compositores.

"La música tiene un gran poder de evocación, yo hace 30 años que no hago música para cine o televisión pero, por ejemplo, mucha gente que ahora es adulta reconoce la música de Fortunata y Jacinta aunque la serie se estrenase cuando eran niños", señala el compositor que será homenajeado en el Auditorio Manuel de Falla, en una gala que contará con un concierto de la OCG que, dirigida por Arturo Díez Boscovich, interpretará un repertorio cinematográfico con algunas piezas de García Abril como Nocturnos de Antequeruela. Esta última obra la escribió en homenaje a Manuel de Falla y para el compositor va a ser casi un estreno porque confiesa que la escribió pensando en Granada.

Sobre su trayectoria para la gran pantalla, señala que "la música para cine tiene un gran poder evocador, está escrita de forma que tenga la naturalidad y la expresión de la propia dramaturgia, eso hace que sea directa, cordial, afable y fácil de asimilar", explica un músico que ha puesto la banda sonora a la España del desarrollismo, a la España de la Transición y a la España de la Democracia. En este sentido defiende la obra de directores como el, en ocasiones, menospreciado Pedro Lazaga. En su opinión, "fue un sensacional cineasta que hizo grandísimas películas de humor". "En los sesenta España quería divertirse e inhibirse de los problemas y de los rescoldos de la posguerra, fue un maestro", defiende. Incluso la canción con la que Sor Citroen busca a los niños perdidos en su coche ha sido versioneada por grupos de la modernidad como Profesor Popsnuggle. "Es una tema que se sigue escuchando, la figura de la monja sigue teniendo mucho impacto", señala.

En cuanto al panorama actual de bandas sonoras, García Abril reconoce que es un poco repetitivo. "Es posible que algunos músicos sean un calco de las enseñanzas que reciben en la escuela de música de cine de Nueva York, todos trabajan la misma sistemática y hay una cierta monotonía, muchas veces falta la personalidad de ese compositor que tiene un sello irrepetible, pero hay muy buenos compositores de cine en España", confiesa un hombre que no huye para nada de los adelantos técnicos; de hecho fue el primero en usar los sintetizadores en España, cuando ni siquiera tenían teclado.

En cuanto a la banda sonora que más esfuerzo le causó por su dimensión elige sin titubear El perro, de Antonio Isasi-Isasmendi. "Era a la historia de un dictador que se identificaba con un perro y la música narraba las violencias de este animal, me dio mucho trabajo, aunque las películas con Pilar Miró también fueron difíciles", recuerda. En cuanto a televisión, su trabajo más hercúleo fueron los más de cien capítulos de El hombre y la tierra.

Lo que está claro es que la música de cine está en auge y proliferan las orquestas dedicadas exclusivamente a interpretar los sones de Gladiator o de La Guerra de las Galaxias. El propio Arturo Díaz Boscovich, que dirige el concierto de esta noche, está relacionado con el mundo del cine y el musical y dirigió a la orquesta del musical Los Miserables, en el Palacio de los Deportes de Granada. "La OCG ya ha interpretado con anterioridad otras obras mías, es una orquesta que ha trabajado muy bien y ha dado un ejemplo de trabajo serio, reposado y profundo", concluye un compositor al que ya le han dedicado un documental sobre su vida con un título inevitable: El hombre y la música.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios