Helena Taberna: "Mi cine siempre coincide con el pálpito social"

  • La directora navarra presenta 'La buena vida', la historia de un párroco socialista durante la sublevación de 1936

La directora navarra Helena Taberna aseguró que su cine "coincide siempre con un pálpito social", con motivo de la presentación ayer en Pamplona de su último largometraje, La buena nueva, la historia del párroco de un pueblo socialista durante la sublevación del 36 y la Guerra Civil.

"Cuando hice Yoyes había una curiosidad y una necesidad de hablar de ese tema; lo mismo ocurrió con Extranjeras, y ahora presento La buena nueva en un momento en que felizmente lo que era de ámbito privado ha pasado al ámbito público", dijo Taberna en la conferencia de prensa posterior al pase del largometraje.

La directora, que ha escrito el guión junto a Andrés Martorell, ha dicho que le "llena de gozo" el contribuir "al homenaje de los perdedores y a la posible y necesaria reconciliación". Protagonizada por Unax Ugalde y Bárbara Goenaga y basada en la vida del religioso Marino Ayarra, pero "sin ser una biografía", la película cuenta la Guerra Civil desde el punto de vista de las dos iglesias enfrentadas.

Taberna retoma así el tema del mediometraje Alsasua 36 (1994) que, según confesó, en ese momento no se sentía "preparada" para convertirla en película de larga duración porque era "demasiado complicada" tanto desde el punto de vista cinematográfico como de la historia. En este sentido, la labor de documentación realizada en ese momento y basada sobre todo en testimonios personales ha sido "de gran utilidad" por lo que ha habido "pocas correcciones" por parte de los historiadores que han asesorado durante el proceso de realización.

Además, Taberna ha valorado la colaboración "especialísima" del párroco de Leitza, que fue "el asesor más importante" para Unax Ugalde, que encarna a un joven sacerdote rural en contra de la jerarquía eclesiástica. La cinta se estrena el 14 de noviembre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios