Hijos del Sol y protectores de los pobres

Cuenta Cieza de León en su Chrónica del Perú (1553) que los amautas eran sabios que a la muerte del Inca decidían cuáles eran las gestas que debían permanecer en la memoria colectiva de su pueblo. Esta tradición oral nutrió la información sobre mitos y leyendas que los escritores españoles pudieron recoger de la cultura andina, perdiendo, sin embargo, parte de su sentido original en el proceso de transvase cultural.

La autora de esta síntesis divulgativa parte justamente del problema del significado de los mitos fundacionales del Tahuantinsuyu para acompañar al lector en la maravillosa aventura del descubrimiento de una cultura más admirada que realmente conocida.

Las relaciones de reciprocidad, a distinta escala, fueron la base de la fortaleza del Estado inca y explican la meteórica forja de su Imperio. El intercambio de mujeres afianzaba la lealtad de las etnias más distantes. Mientras la aportación de mitayos para la realización de trabajos colectivos era compensada por la entrega de productos a los curacas locales. En el centro de todo este edificio estaba el Inca, el gran redistribuidor , hijo del Sol y protector de los pobres. / j. garcía bernal

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios