Ibáñez lleva a Londres 'Los putrefactos'

  • n provocativo La muestra no logró abrirse paso en España por su 'subversión'.

Comentarios 1

Con sus escenas religiosas con componentes sadomasoquistas, sus Manolas con caras deformadas y 'santas' con aspecto poco virginal, la serie Los putrefactos del almeriense Andrés García Ibáñez llega al mercado británico tras no abrirse camino en España.

Los putrefactos, inspirada en el libro del mismo título que nunca llegaron a escribir Federico García Lorca y Salvador Dalí, se expondrá por primera vez a partir del 15 de octubre en la selecta galería Halcyon de Londres, especializada en artistas "con buena ejecución técnica y más bien figurativos", según la marchante Helga Edwards.

Tal vez sea precisamente porque la técnica y la figuración no están nada de moda en el mundo del arte, y menos en España, que la obra de Ibáñez no acaba de cuajar en su tierra natal, pero él cree que ello se debe también a otros motivos.

"Mi obra resucita heridas no cicatrizadas", es "subversiva" de la España rancia y tradicional, indica.

En El Cristo de la muerte (2004), un Jesucristo crucificado con cara cadavérica es custodiado por legionarios, una cabra y un religioso.

En La mortificación del penitente (2005), unas jóvenes Manolas (mujeres de luto que en la Semana Santa lloran la muerte y celebran la resurrección de Cristo) vestidas con parafernalia sadomasoquista fustigan a un penitente encapuchado. Otras obras, en las que emplea la deformación del rostro, recuerdan al británico Francis Bacon.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios