De la Iglesia, Paz Vega y Lope se van a Venecia

El director vasco Álex de la Iglesia y un Lope de Vega argentino (Alberto Ammann), dirigido por un brasileño (Andrucha Waddington), encabezan la representación española este año en el Festival de Venecia, donde también se verá a Paz Vega o José Luis Guerín.

Balada triste de trompeta es la única película española que aspira al León de Oro, la máxima distinción que otorga el certamen italiano que el miércoles levanta el telón. Se trata además de la primera película sin su guionista habitual, Jorge Guerricaechevarria.

Antonio de la Torre, que ya el año pasado recibió felicitaciones en la ciudad de los canales por su papel de gay en Gordos, encabeza el reparto de la comedia negra junto con Carlos Areces, actor, humorista y caricaturista conocido sobre todo por su participación en el programa de humor Muchachada Nui, de la televisión española.

En Balada triste de trompeta dan vida a dos payasos de un circo que se disputan el amor de la misma trapecista (Carolina Bang), en una historia que arranca en plena Guerra Civil española y que se extiende hasta los años 70

De la Iglesia, actual presidente de la Academia de Cine española, ha cerrado a toda prisa la postproducción de la que considera "la película más complicada y enrevesadamente jodida" a la que se ha enfrentado. Es además la primera vez que el autor de El día de la bestia se enfrenta al examen de un gran certamen internacional, pues hasta ahora sólo había competido en San Sebastián con La comunidad.

Fuera de competición se mostrará la coproducción hispanobrasileña Lope, un biopic del poeta y dramaturgo Lope de Vega que llega a los cines esta semana y que protagoniza Alberto Ammann a las órdenes de Andrucha Waddington. La cinta se centra en un joven Lope que se debate entre el amor de dos mujeres (Pilar López de Ayala y Leonor Watling) mientras intenta afianzarse como escritor.

Alberto Ammann se alzó en febrero con el Goya al mejor actor revelación por Celda 211, la cinta cuya exitosa carrera arrancó precisamente el año pasado con su estreno en Venecia.

Argentina, una de las cinematografías asiduas en los grandes certámenes, tan sólo estará representada este año en el certamen con un metraje de 52 minutos En el futuro, de Mauro Andrizzi, que se mostrará en Horizontes.

En esta sección, que este año parte como una de las apuestas potentes del certamen, se mostrará Guest, el documental de José Luis Guerín en el que recoge su paso por distintos festivales con su película, así como Caracremada, una mirada a la resistencia anarquista desde la aproximación a la figura de Ramón Vila Capdevila, el último maquis catalán.

La cinta está dirigida por Lluís Galater y protagonizada por uno de los actores más reconocido en los escenarios catalanes, Lluís Soler. Además, en esta sección se proyectará Villanzasca-Gli angeli del male, del italiano Michele Placido, centrada en las bandas de delincuentes en los años 70. La produccion latinoamericana se completa en el festival, con la película chilena Post Mortem, de Pablo Larraín.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios