Imaginario y memoria para la Paz

  • La selección de obras de 'Carteles de la Guerra' en CajaGranada son la huella vanguardista que los artistas plasmaron en la propaganda bélica y republicana

Las situaciones límite a las que se ha enfrentado la Humanidad a lo largo de la historia han dado siempre lugar a un movimiento plástico y creativo de enorme vistosidad. Es el caso de la selección de carteles que la Fundación Pablo Iglesias ha recopilado en la sala CajaGranada en Carteles de la Guerra que ayer fue inaugurada y estará abierta hasta el próximo 11 de enero, y donde las obras propagandísticas de artistas como Monleón, Melendreras, Bardasano, y tantos otros más se dan la mano para configurar el imaginario y la memoria para la paz.

La propaganda bélica siempre ha sido un tema que ha suscitado numerosas frases célebres, desde Goebbels con su "una mentira mil veces repetida se convierte en una verdad" o la cita de George Orwell en su libro Homenaje a Cataluña, la Guerra Civil española contada en primera persona, donde afirmaba que "una de las peores cosas de la guerra era la propaganda, que venía de manos de los que ni tan siquiera estaban luchando".

Más de mil carteles que la Fundación Pablo Iglesias ha ido conformando y la que hasta hace muy poco estaba en manos de estudiosos e investigadores de la materia, conforman "un valioso ejemplo de la variedad de temas, autores, instituciones y organizaciones editoras de la época, además de ofrecer una excelente panorámica de la diversidad artística de la cartelería republicana", asegura el presidente de la organización, Alfonso Guerra.

La visita a esta muestra se configura como un paseo al pasado que puede ser disfrutado desde distintos puntos de vista: el meramente estético, el histórico, el ideológico y el político. La simbología republicana, los iconos de la época y las frases que jaleaban a las masas se mezclan con el colorido y la plasticidad de las piezas escogidas.

El presidente de la Fundación Pablo Iglesias Alfonso Guerra, Antonio Mª Claret, presidente de CajaGranada y Diego Oliva, responsable de Obra social CajaGranada fueron los encargados de inaugurar la muestra y en la que destacaron su alto valor "histórico y social", después de darse un paseo por la muestra y admirar los carteles y el catálogo de la exposición.

Cabe destacar entre las obras expuestas en la sala CajaGranada el cartel de Emeterio Melendreras Todas las milicias fundidas en el Ejército Popular donde se puede ver por primera vez la bandera andaluza utilizada como elemento propagandístico a nivel nacional. A su vez, destacables son también los denominados carteles murales, una serie de pasquines de los cuales eran los propios milicianos sus autores, que utilizaban "cualquier folleto, recorte o foto que llegaba a sus manos" para realizar collages de inspiración dadaista con la única intención de hacer llegar a la población lo que pasaba en el frente, de la manera más cercana a la periodística.

Además de la pura propaganda bélica, a medida que se recorren las salas de la muestra, aparecen obras donde la publicidad a favor de la enseñanza tienen un papel destacado; ejemplo de esto es la obra de Francisco Briones titulada Guerra al analfabetismo encargada al artista por el mismo Ministerio de Instrucción Pública de la Republica, a modo de campaña de tráfico por la prevención de accidentes o la famosa "él no lo haría" cada verano en la actualidad.

Antonio Clavé, Cristino Mallo, Joan Miró y Ramón Puyol son algunos otros nombres que resuenan dentro de la selección del cartel español del siglo XIX y principios de XX, que beben de las influencias del cartelismo moderno europeo dentro de las opciones plásticas del art nouveau y el diseño decó, además de la influencia de los primeros años de la Revolución Rusa.

En definitiva, un paseo por la memoria colectiva, que a más de uno puede traerle más de un recuerdo amargo pero que sabrá suplir el colorido y vistosidad de la muestra, en la sala CajaGranada hasta el 11 de enero de 2009.

1.000

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios