Imanol Uribe cierra con 'Lejos del mar' una dura trilogía

  • El director concluye su revisión del terrorismo que inició con 'La muerte de Mikel' y 'Días contados'

El productor Antonio Pérez asegura que Lejos del mar, la película con la que el director vasco Imanol Uribe cierra su trilogía sobre el terrorismo, es "puro Uribe" y un enorme ejercicio de concisión y madurez: una cinta que "te deja tocado", asegura Pérez en una entrevista.

Tras La muerte de Mikel (1984) y Días contados (1994) -el largometraje más nominado de la historia de los Goya-, "Lejos del mar" es "la mejor película" de Uribe, en opinión del productor sevillano.

El propietario de Maestranza Films (Solas, A puerta fría, El niño) asegura que su impresión después de ver el primer montaje de la cinta que se ha rodado en Almería es que la "madurez" le ha servido al cineasta para eliminar retórica: "Se ha vuelto más conciso, más seco. La película es muy elíptica, impresionante. Te deja tocado", asegura.

Con guión del propio Uribe y Daniel Cebrián y coproducida por la chilena Suroeste Films, Lejos del mar cuenta la historia de un etarra (Eduard Fernández), que sale de prisión por la aplicación de la doctrina Parot tras cumplir parte de su condena y viaja a Almería, donde reside un amigo al que conoció en la cárcel.

Allí se enamora de Marina, la hija de una de sus víctimas, a la que dará vida Elena Anaya. "Sé que no les va a gustar a los abertzales, porque el protagonista es un arrepentido: un tipo que ha hecho una barbaridad, mata al padre de una niña de ocho años con ella delante -adelanta Pérez- y eso no se soporta".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios