Improvisación a tres bandas

  • La fusión de jazz y música del mundo son las claves de 'Toto Bona Lokua', el primer trabajo discografico que presenta hoy el trío musical africano en el Majuelo

Muchos recordarán a Richard Bona por su reciente participación en Jazz en la Costa en el año 2004, presentando su repertorio de jazz, funk y música africana. Cuatro años después vuelve al Majuelo, aunque con una propuesta diferente, como parte del trío que completan Gerald Toto y Lokua Kanza. Toto Bona Lokua es el nombre del primer trabajo discográfico conjunto de estos artistas, que han decidido reunirse sin demasiados planes previos sobre lo que podría salir, y con la improvisación como principal partitura.

Fusión de jazz y música del mundo. Así se puede sintetizar en pocas palabras no sólo la idea musical del trío, sino también su naturaleza. Dos africanos, el camerunés Richard Bona y el congoleño Lokua Kanza, se han unido al antillano Gerald Toto, originario de la isla francesa de Martinica, para recorrer los principales festivales europeos de jazz y música étnica. Así llegan a Almuñécar, donde ofrecerán un sonido variopinto, producto de las influencias personales de cada uno.

A sus cuarenta años, Bona se ha erigido no sólo en destacado cantante y compositor, sino que está considerado por la crítica más especializada como uno de los mejores bajistas del momento, dueño de un don especial para interpretar cualquier instrumento. Incluso ha incursionado en el mundo del luthier, pues en su juventud fabricaba instrumentos como flautas o guitarras, utilizando los materiales más insólitos. Miembro de una familia de artistas, creció con los sonidos y tradiciones musicales de su África natal, a los que ha ido añadiendo, con los años, la influencia europea de su estancia en Alemania y Francia, y del jazz americano tras su traslado a Nueva York.

El compositor, guitarrista y cantante Gerald Toto debutó con el disco Le premiere jours, editado en 1998, y por el que fue comparado con Caetano Veloso e incluido entre los miembros de una nueva generación de músicos de Francia capaces de ir de la chanson al reggae, el cajun o el funk. Las mismas habilidades musicales tiene Lokua Kanza, quien publicó su primer álbum homónimo en 1994, que recogía melodías evocadoras cantadas en las más variadas lenguas -francés, inglés, lingala, swahili o wolof-, y en 1995 publicó su segundo disco Wapi Yo, al que le seguirían otros tres.

Los tres artistas decidieron unirse y grabar un disco tras una actuación conjunta que realizaron el año pasado en el festival de jazz de Montreal, en Canadá. Cada uno de los músicos tiene la responsabilidad de llevar el ritmo en una canción, mientras los otros dos lo siguen libremente le siguen, dejando buena parte del sonido librado a la improvisación. Ahora sólo queda escuchar su renovadora propuesta esta noche en el Majuelo de Almuñecar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios