Incombustibles

Lugar: sala Planta Baja. Fecha: jueves, 2 de febrero de 2012. Aforo: 3/4 de entrada.

Tres años después de su primer y reverenciado concierto en Granada, The Fleshtones volvieron a la sala Planta Baja para presentar su último disco, Brooklyn Sound Solution (2011), el nuevo capítulo de una biografía y discografía errantes, por su ocasional falta de acierto y el continuo deambular de discográfica en discográfica, que el longevo cuarteto neoyorquino inauguró en 1982 y parece empeñado en perpetuar con inusual decisión y perseverancia.

Redefiniendo a su antojo los conceptos de escenario y público, Peter Zaremba y sus camaradas se apoderan de toda la sala, hasta el infinito y más allá, y abandonan las tablas para, sobre la barra, desde la mesa de sonido o en la planta superior, sacudir enérgicamente un multiforme repertorio salpicado de surf y rhythm and blues con el muy respetable y vibrante propósito de quitarle de encima la engorrosa y a menudo castrante etiqueta garage rock, lo que consiguen (en los temas propios, como Some Kinda Fun, y en estupendas revisiones de clásicos como Day Tripper, de The Beatles), sobrados de oficio y entrega, en una eléctrica liturgia de sudor, gamberrismo, humor y diversión para regocijo de sus fans (algunos, intercambiando roles con los músicos, fueron invitados a ocupar el escenario y tomar los instrumentos para convertirse momentáneamente en unos Fleshtones más) y para espanto de los más acérrimos enemigos de la gimnasia, la conga, el cotillón y los salmos responsoriales. Opiniones estéticas aparte, la fortaleza de The Fleshtones es incuestionable y su tesón digno de admiración. La mayoría de los asistentes recordarán el concierto co mo un acontecimiento de importancia.

Abrieron Los hermanos Belcebú, el endiablado trío que forman Pedro de Dios, guitarrista y cantante también en Guadalupe Plata; Paco Duane, al dobro; y el percusionista Juanillo Basura, eficaces artífices de un "blues acústico y podrido" que nos arroja al lado más cenagoso de la música popular norteamericana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios