Interrogantes visuales en diálogo

  • Los fotógrafos Pepe Torres y Patri Díez inauguran en el espacio Arrabal & Cía 'DNI-Eros', dos miradas que forman parte de un todo compuesto a base de sensaciones absurdas o extrañamente lógicas

DNI-Eros es un interrogante con mayúsculas. Un reto al espectador que proponen los fotógrafos Patri Díez y Pepe Torres en donde dos imágenes forman parte de un todo, a veces absurdo y otras, extrañamente lógico. El Espacio Artístico Arrabal & Cía inauguró ayer una exposición diferente: un diálogo entre dos miradas que componen una sola obra.

Formada por quince dípticos, las fotografías de los dos artistas se conjugan en un abecedario visual nuevo. ¿Quién no ha jugado a completar palabras? Sería algo así, pero hecho con imágenes sacadas de lo cotidiano, como explica Díez, pero que al unirse cobran un sentido diferente. Retratos descontextualizados con dos visiones muy particulares. Algo así como un producto en el que es importantísimo el orden de sus factores.

A juicio de Torres, de la conjugación de dos fotografías resulta una tercera imagen con otra lectura. Él entregó a Díez quince imágenes y ella las "cerró" buscando algún significado o concepto con el que pudiera complementarse.

El resultado es una ecuación de incógnitas sin solución. Una mano que ofrece un corazón junto a una pintada que propone una huelga de arte... Una 'maraña' de estatuas neoclásicas al lado de una cama cubierta de pastillas...

"Lo lógico", explica la fotógrafa, "hubiera sido colocar al lado del corazón la palabra amor pero a nadie le hubiera sorprendido". Ante un corazón disecado, una huelga. Frente a estatuas de perfección inaudita, un suicidio. Más Platón y menos prozac es el mensaje que lanza Díez en el caso de la oposición estatuas/pastillas.

El arte de responder. De cerrar un triángulo abierto. De subrayar un símbolo frente a otro hacen de esta exposición un ejemplo de sorpresa permanente. Es la principal cualidad de esta interesante muestra de fotografías, que no deja a nadie indiferente.

En ella ha colaborado también el fotógrafo Juan Palma, quien se ha encargado de proporcionar los originales marcos que cuelgan desde ayer en la galería y que incluso, dice la fotógrafa, "hemos tenido que pintar para que no quitasen protagonismo a las imágenes".

El diálogo que ha iniciado el fotógrafo con Patri Díez no acaba aquí. "Mi idea es seguir 'hablando' a través de las imágenes con otros compañeros". Un proyecto para quien ya tiene en mente muchos nombres. No importa quién es DNI y quién es Eros. Los dos forman parte de lo mismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios