El escritor albanés Ismail Kadaré gana el Príncipe de Asturias de las Letras

  • El autor del 'El palacio de los sueños', residente en París en el exilio desde 1990, se impuso en la decisión del jurado por expresar en su obra "la pesadumbre y la carga dramática de la conciencia"

El escritor albanés Ismail Kadaré ganó ayer el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, al que optaban treinta y una candidaturas procedentes de veinticinco países, por "la belleza y el hondo compromiso" de su creación literaria. Kadaré se impuso en las últimas rondas de votaciones del jurado a las candidaturas del holandés Cees Noteboom, el italiano Antonio Tabucchi, el británico Ian McEwan y el checo Milan Kundera.

El acta del jurado, a la que ha dió lectura su presidente, el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, destacó que el autor premiado "narra con lenguaje cotidiano, pero lleno de lirismo, la tragedia de su tierra, campo de continuas batallas". Asimismo incidió en que el escritor albanés, candidato en varias ocasiones en los últimos años a este galardón, así como al de Comunicación y Humanidades y al Nobel de Literatura, da vida en sus libros "a los viejos mitos con palabras nuevas" y expresa "toda la pesadumbre y la carga dramática de la conciencia".

Según el jurado, el compromiso de Kadaré hunde las raíces en la gran tradición literaria del mundo helénico, "que proyecta en el escenario contemporáneo como denuncia de cualquier forma de totalitarismo y en defensa de la razón".

El galardón, dotado con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró, es el sexto que se falla este año tras los de las Artes (Norman Foster), Cooperación Internacional (Organización Mundial de la Salud), Ciencias Sociales (David Attenborough), Comunicación y Humanidades (Universidad Nacional Autónoma de México) e Investigación Científica y Técnica, que fue para los ingenieros Raymond Tomlinson y Martin Cooper. Los ocho Premio Príncipe de Asturias serán entregados a finales del mes de octubre por don Felipe de Borbón en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Ismail Kadaré, residente en París, ha desarrollado una fructífera carrera literaria que le ha llevado a convertirse en uno de los novelistas más conocidos del mundo, en paralelo a una intensa actividad a favor de las libertades en su país. Su obra, que comenzó a publicar en 1963 con El general del ejército muerto y que llega hasta La hija de Agamenón, de 2007, ha sido traducida a cuarenta lenguas, entre ellas el catalán y el euskera. Ismail Kadaré nació en 1936 en Gjirokastra, una pequeña aldea del interior de Albania, dentro de una familia musulmana. Estudió Historia y Filología en la Universidad de Tirana y alcanzó notoriedad con su primera novela, llevada después al cine, y que no se publicó en España hasta 1984. Durante la dictadura estalinista de Enver Hoxha publicó además Dasma (1968), Los tambores de la lluvia (1970) y El largo invierno (1977), así como ¿Quién se ha llevado a Doruntine?, Abril quebrado y El año negro, en 1980.

Bajo la presidencia de Ramiz Alia (1982-1991), Kadaré sufrió las amenazas de la Sigurimi, la policía secreta albanesa. El escritor era vicepresidente del Frente Democrático de Albania, una asociación con poder político real que aglutinaba a organizaciones no comunistas. En 1990 dejó la vicepresidencia del Frente Democrático y el 25 de octubre de ese año pidió asilo político a Francia para él y su mujer. Una de las razones que argumentó fue que "en Albania no existe posibilidad de una oposición legal" aunque reconoció que el régimen de Alia era menos dictatorial que el de Hoxha. El mismo día, 25 de octubre de 1990, el Gobierno francés le concedió el exilio.

En el exilio, Kadaré siempre estuvo atento a los acontecimientos políticos de Albania. Incluso en 1991 se rumoreó que podía presentar su candidatura a las elecciones legislativas del día 16 de marzo, una posibilidad que negó rotundamente. En 1991 visitó Madrid para presentar su libro El palacio de los sueños, escrito en Albania en 1980, y en el que cuenta la historia de personajes históricos utilizados como instrumentos simbólicos.

En 1992 fue uno de los finalistas para el premio literario Grinzane Cavour, uno de los más prestigiosos en Italia, con su obra La ciudad de piedra. De ese año es también la fecha de publicación de Pirámide, publicada en España en 1994. El 6 de mayo de 1996 fue elegido miembro asociado extranjero de la Academia de las Ciencias Morales y Políticas de París. El 28 de octubre de ese año, el escritor fue admitido en la Academia donde ocupó el sillón de Karl Popper.

Ayer, el propio Ismail Kadaré se refirió al Premio Príncipe de Asturias de las Letras, comoun galardón que alegraría a "cualquier escritor". "Es un premio de gran valor que alegraría a cualquier escritor del mundo que lo recibiera", declaró por teléfono desde su casa en Tirana. "Dedico el premio a la literatura y lengua albanesas, desconocidas en el mundo", agregó el autor albanés.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios