Cine Un grande de las 'películas de tortazos'

Las 100 de Jackie Chan

  • El rey de la comedia de artes marciales estrenará en las próximas semanas '1911', donde se consolida como un grande

El actor y maestro de artes marciales Jackie Chan, uno de los más prolíficos intérpretes en la actualidad, estrena este año su película número cien, que también codirige y que estará centrada en otro centenario, el de la Revolución China de 1911, que acabó con el régimen imperial.

El actor hongkonés, que en los años 70 y 80 dio una vuelta de tuerca al género de las artes marciales popularizado en todo el mundo por Bruce Lee y lo mezcló con la comedia, se alejará en esta ocasión de sus clásicas 'películas de tortazos' y tendrá un papel que ni será cómico ni tendrá kung fu, el del general Huang Xing, uno de los padres de la revolución que derrocó la dinastía Qing.

La película se llama simplemente 1911, destaca en sus carteles que es la número cien del famoso actor, y está previsto que se estrene en octubre, mes que concentrará los mayores fastos de un centenario que se celebra tanto en China como en la "rival" Taiwán, donde sobrevive la República de China fundada precisamente en 1911.

Que el actor celebre su 'centenario' con otro ha sido una mera casualidad, ya que en principio la película que iba a tener ese honor era otra, Armor of God 3: Chinese Zodiac, esta sí de artes marciales.

Sin embargo, los productores de este filme decidieron posponer su estreno a 2012, ya que este año llega a las grandes pantallas chinas una de las películas de artes marciales más esperadas, el remake del clásico del género Shaolin, por lo que temen quedar eclipsados si estrenan en 2011.

Jackie Chan, más conocido entre los chinos como Cheng Long (Convertido en Dragón), compartirá protagonismo en 1911 con otras estrellas del cine chino como la bella Li Bingbing o la veterana Joan Chen, también conocida por los espectadores occidentales, por su papel en El último emperador.

La película se acompañará de una fuerte campaña publicitaria no sólo por parte de los distribuidores, sino también por el Gobierno chino, que quiere celebrar a lo grande el centenario. Por otra parte, el filme confirma la intención de Chan de probar en papeles que no sean cómicos ni de artes marciales para desencasillarse, pero también porque a sus 56 años es consciente de que poco a poco tendrá que despedirse de sus espectaculares cabriolas ante las cámaras.

Las cien películas de Chan, que este año también presta su voz a la película de animación Kung Fu Panda 2, serán a buen seguro la excusa de críticos y expertos para repasar la larga carrera del "rey de las artes marciales", aunque el género más bien es un triunvirato en el que también merecen tronos Bruce Lee y Jet Li.

Chan era un niño de ocho años, pero ya versado en las artes marciales, cuando se inició en el séptimo arte, en 1962, con Big and Little Wong Tin Bar, película en la que ya se le puede contemplar luchando contra los "malos" (Jackie casi nunca ha encarnado un papel de malvado). Conocido en Occidente especialmente por películas como Hora Punta o el reciente remake de The Karate Kid, Chan tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y, por supuesto, en su versión local de Hong Kong, así como un museo en construcción en la ciudad china de Shanghai.

Protagonista de juegos de ordenador y series de dibujos animados, Chan es también famoso en Asia como cantante, tiene una fundación filantrópica con su nombre y es una imagen omnipresente en docenas de anuncios de la televisión china.

En el "debe" del prolífico actor, hay que señalar que en los últimos tiempos sus opiniones políticas han sido muy criticadas en China y Hong Kong, ya que se ha mostrado, por ejemplo, contrario a una democracia para el gigante asiático.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios