Jam session en BoogaClub con el mítico Sherpa

  • La sala granadina vuelve a apostar por los músicos valientes con la presencia del cantante de Barón Rojo, que mostrará su lado más íntimo.

Los asiduos saben que hay noches en las que el escenario de BoogaClub se puebla de músicos valientes que lo toman sin partitura y sin guión, dispuestos a improvisar lo que surja. Se sabe como empiezan pero no como acaban. Esta noche de viernes está programada una de esas jams pero cuenta además con un invitado de lujo, el mítico Sherpa que alcanzara el éxito en las filas de Barón Rojo.

Su labor como bajista, compositor y cantante del primer grupo del heavy español es bien conocida y respetada, pero detrás de esa faceta -también antes y después- se esconde un artista total que brilla en un sinfín de disciplinas y de estilos. José Luis Campuzano se formó en el Conservatorio de Música de Madrid y aunque ya se había iniciado desde muy joven como solista, pues llegó a grabar dos álbumes y varios singles, el primer hito para entrar en la historia del rock español lo dio al entrar en una de las últimas formaciones de los inolvidables Módulos.

Tras su disolución a mediados de los setenta es cuando se centra en el proyecto Barón Rojo junto a los hermanos De Castro y el batería Hermes Calabria, con quién mantendrá la relación una vez que ambos abandonan el grupo. Desde entonces la versatilidad y el talento de Campuzano se ha manifestado en multitud de campos, desde la composición para artistas de muy diversos estilos -Luz Casal, Paulina Rubio, Paloma San Basilio, María Vidal, El Fary, Agustín Pantoja, entre otros-, de música para obras de teatro o musicales infantiles, e incluso para campañas publicitarias de marcas como Freixenet, Coca-Cola, Codorniu, IBM, Citroën o M&Ms, hasta la producción de discos country -una de sus predilecciones- como el que realizó para Coyote Dax, o su labor como arreglista de música sinfónica (ha trabajado con Los Virtuosos de Moscú o con el Himno del Principado de Asturias).

A todo ello se suma su productiva actividad como pintor y escultor, lo que da una idea de la creatividad de este artista total. Y por si fuera poco, ha mantenido una carrera en solitario en torno al rock, que al fin y al cabo es su pasión favorita. Esta noche dejará una pequeña muestra de ese otro Sherpa improvisando con su guitarra acústica en la jam de BoogaClub. Porque no solo de hard rock vive el hombre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios