Jornadas Comunicación

Javier Couso: "Los periodistas no pueden convertirse en enemigos políticos

  • El hermano de José Couso aboga para que se haga justicia y se esclarezca la verdad de los hechos que acabaron con la vida de su hermano.

Javier Couso, hermano de José Couso, el cámara español muerto en Bagdad en 2003, ha manifestado hoy que los periodistas, especialmente los que desarrollan su labor en zonas de conflicto, no deberían ser vistos por algunos países como "enemigos políticos".

El presidente de la Fundación José Couso, que aboga para que se haga justicia y se esclarezca la verdad sobre los hechos que acabaron con la vida del reportero de Telecinco, ha defendido en Granada la necesidad de un periodismo "independiente" frente al control y "monopolio" informativos que promueven ciertos países.

Couso, que ha impartido en la IV Jornadas de Comunicación "Los medios frente a la política: ¿Quién gobierna a quién? la conferencia "El periodista frente a los poderes políticos", ha dicho que aunque los corresponsales de guerra cuentan con grandes riesgos por su actividad profesional no puede tolerarse que sean asesinados.

El hermano de José, que ha repasado en su exposición la evolución histórica que han tenido las informaciones sobre los conflictos bélicos, ha incidido en el control que ejercen algunos gobiernos sobre los medios de comunicación para tratar de "cerrar los ojos al mundo" sobre lo que realmente ocurre.

Especialmente crítico ha sido con el intervencionismo de EEUU, que llegó a "vender" como una nueva forma de periodismo la puesta en marcha de los comunicadores "encamados" o "empotrados", quienes aunque acompañaban directamente a las tropas en sus actuaciones no escapaban al control de la información por parte de los militares.

Precisamente en este contexto ha situado el asesinato de su hermano que, según ha relatado, durante la guerra de Irak formó parte de un grupo de más de 300 periodistas que decidieron informar sobre el conflicto desvinculándose del monopolio comunicativo que se estaba intentado ejercer.

Según Javier Couso, que ha destacado lo que también supuso el florecimiento de las grandes cadenas árabes en el panorama comunicativo internacional, los estadounidenses no querían entonces "testigos incómodos" de lo que sucedía.

Por ello, el día que tuvieron lugar los hechos, de los que se cumplen el próximo 8 de abril cinco años, fueron atacadas otras televisiones como Al-Yazira, la televisión de Abu Dhabi o el hotel Palestina donde sabían que se hospedaban los periodistas.

En este sentido, el hermano del cámara español asesinado considera un "ataque deliberado" la acción ejercida por EEUU que quiso, ha dicho, "avisar" a la prensa independiente.

Aunque considera "difícil" que sus autores puedan acabar sentados en el banquillo de los acusados, ha destacado la actuación desarrollada por los Tribunales españoles, que han encontrado indicios suficientes para emitir un auto de procesamiento al considerarles responsables directos de la muerte de Couso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios