Javier Ruibal actúa en el teatro de CajaGranada

Poco más de un año más tarde, esta tarde a partir de las nueve, Javier Ruibal vuelve a presentar su música en el Teatro CajaGranada. Desde entonces, apenas ha cambiado nada. Si acaso, que Javier está grabando un nuevo disco y que por tanto es posible que caiga algún tema inédito aún desconocido por su público. Suceda o no, Ruibal volverá dignificar el oficio y el nombre de cantautor.

Precisamente porque cuida tanto lo musical como lo textual, que es la mejor forma de que salga ganando tanto una cosa como la otra y, sobre todo, la que conforman juntas, las canciones, sus cautivadoras canciones. Por ellas siente respeto y por eso ellas transmiten honestidad. Hace poco declaraba el portuense en una entrevista lo siguiente: "¿Canciones panfleto? Hice una con veinte años y quedé escarmentado. Nunca más". Y en eso es justamente en lo que consiste el tener respeto por las canciones. Siendo él un artista comprometido como lo es, en eludir el camino fácil, el trillado, porque aunque sea más fácil de transitar, superarlo no ofrece las mismas satisfacciones que el tortuoso. Con su guitarra y su eterno sombrero, Ruibal volverá, tan solo un año después, como los marinos que saben que de tanto en tanto regresarán a esos puertos donde espera un alma acogedora, a desmenuzar su geografía poética, de Cádiz a Estambul, de Manhattan a la Plaza Nueva de Granada, donde habita la rosa azul de Alejandría. Volverá con su alquimia, cien por cien andaluza y flamenca solo tangencialmente. Javier Ruibal vuelve a Granada y su música es tan verdadera que nunca serán demasiadas las veces que vuelva. Bienvenido y que sea por muchos años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios