Música hoy

Jello Biafra atrona con su punk rock la sala El Tren

  • El ex cantante de los californianos Dead Kennedys se presenta en Granada con su nueva formación, Guantanamo School of Medicine, y su disco de debut

Jello Biafra, uno de los grandes mitos del punk rock, ex cantante de la banda californiana Dead Kennedys, formación que retomó la actitud políticamente comprometida de The Clash y la llevó a sus máximos extremos, llega esta noche a Granada acompañado de su nueva formación, Guantánamo School of Medicine, para presentar su álbum de debut, The audacity of hype, un trabajo con el que vuelve a los escenarios. Biafra actuará en la sala El Tren a partir de las 22.00 horas, con Pistol Mob y Zutaten como teloneros.

"Yo nunca he dejado de verme a mí mismo como un compositor, un cantante o un músico", comenta el autor de piezas tan demoledoras como California überalles. "He estado en diferentes aventuras, algunas buenas y otras malas. Luego me tomé unos cuantos años para escribir las canciones que realmente quería y, cuando salí de mi cueva para buscar a la gente con la que quería trabajar, muchos de ellos habían muerto por las drogas o se habían hartado de la música o se habían hecho excesivamente famosos. Después de un tiempo estuve buscando gente que encajase hasta que surgió Guantánamo School of Medicine."

La actitud de Jello Biafra como cantante y letrista de rock siempre ha sido sinceramente radical. El hecho de que la banda se llame la Escuela de Medicina de Guantánamo es bastante significativo. Uno de los temas de su disco de debut, Terror of Tinytown, trata de los puentes que hay entre la presidencia de George Bush y la de Barack Obama.

"Sí", señala. "Mucha gente cree que asistimos al requiem de la era de Bush, pero hay que decirse: 'Eh, espera... Fingimos que él ya no está ahí'. Pero nosotros seguimos en Afganistán, y no hemos cerrado aún la prisión de Guantánamo... Una de mis decepciones sobre Obama es que su administración no ha perseguido a la de Bush por crímenes de guerra, por corrupción, por fraude electoral".

El sonido de la nueva banda de Jello Biafra parte del punk, pero con premisas que van más allá y que tratan de ser más imaginativa que el estilo convencional. Entra dentro de los parámetros de Biafra, un cantante que, tras la disolución de Dead Kennedys se dedicó a realizar espectáculos con monólogos y hacer giras como artista invitado con formaciones como No Means No, DOA o Mojo Nixon and Lard. Y siempre con una misma actitud: estar radicalmente en todas sus canciones en contra de cualquier abuso de poder, de cualquier dictadura y, especialmente, de aquellas dictaduras en las que la gente cree que vive en total libertad, como sucede en muchos países occidentales.

La banda de Jello Biafra está integrada por los guitarristas Ralph Spight y Kimo Ball, el batería John Weiss y el bajista Ron Nichols. El grupo se caracteriza por los dejes que aún quedan de dead Kennedys, influencias del proto-punk de Detroit iniciado a finales de los sesenta por Iggy Pop & The Stooges, percusiones metaleras y guitarras ruidosas e industriales. Es un sonido que no deja absolutamente indiferente a nadie.

Luego está la actitud vital del cantante. En su momento se enfrentó a Ronald Reagan y denunció su régimen y sus operaciones contra Nicaragua y la financiación de la contra gracias al tráfico de armas. Ahora sus principales preocupaciones son las guerras de Iraq y Afganistán y la situación de Guantánamo.

"Nuestras canciones tratan sobre todas esas cosas. Hay algunos temas, como The cells that will not die o Victory stinks que tratan de cómo esa multitud que va por ahí con el apoya-a-nuestras-tropas ignora a esos mismos soldados cuando regresan a casa". Otros temas son sobre la actual situación económica en el mundo. "Tenemos una economía hundida y cada vez menos y menos trabajos", dice Biafra. "Mucha gente es realmente pobre mientras otra dispendia las riquezas. Tenemos la explosión de la economía china que sólo se basa en lo que queda de los recursos naturales. Si quieren vivir como nosotros, van a necesitar unos cuantos recursos más de la Tierra. ¿Y que hacemos todos la respecto? Nada. No podemos estar cogiéndolo todo el tiempo. Estamos olvidando el calentamiento global".

Y todos esos problemas, aderezados con guitarras como metralletas y percusiones brutales, se alzarán esta noche sobre el escenario de la sala El Tren para ofrecer en vivo a uno de los grandes mitos del punk rock de todos los tiempos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios