Joaquín Valverde evoca su Guadix en el Aula Abentofáil

La última sesión del Aula Abentofáil tuvo como protagonista a Joaquín Valverde. La calidez y la admiración con las que Antonio Enrique se refirió a su vida y obra fue el preámbulo a la conferencia Aquel Guadix de entonces. Las vivencias en las Fiestas de San Torcuato, la apertura del cine en la Plaza de las Palomas o las idas y venidas con sus amigos fueron algunos de los momentos que evocó Valverde en su charla. También mostró los subterfugios que utiliza para poder hablar de Guadix, sea el contexto que sea. Incluso en una tertulia sobre el Camino de Santiago. "Lo que hice fue introducir unos versos de Mira de Amescua al hilo de los cuales aparecía Guadix". Y no fue el único caso, como digo. "En otro programa, dedicado a las fallas de Valencia, fue la Vía Augusta la que me dio pie a que apareciese Guadix en un contexto aparentemente ajeno", dijo con sorna.

En cuanto a sus proyectos más cercanos, Joaquín Valverde acaba de publicar La rosa de oro, que tiene como subtítulo La guerra del papa Pablo IV contra Felipe II. "Los dos últimos libros anteriores al Retablillo de maese don Quijote me los han editado aquí en Guadix mis queridos amigos Julio García de los Reyes y Luis Muriel", explicó para volver otra vez a ejercer de accitano. "Yo digo accitanistas y accitanoides", dijo. " El accitanista es el amante de Guadix y el accitanoide es amante de Guadix, pero no termina de convencerse plenamente de la categoría que ha tenido, tiene y tendrá Guadix por los siglos de los siglos", concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios