Juanjo Mena, Schellenberger y Paul Mann, candidatos a la batuta de la OGC

  • El granadino Pablo Heras-Casado, el gran objetivo, se aleja tras firmar con la Orchestra of St. Luke's de Nueva York · Pablo González, principal director invitado, sería el relevo natural de Salvador Mas.

Comentarios 1

La batuta de la OCG busca propietario para la próxima temporada. El español Juanjo Mena, el inglés Paul Mann y el alemán Hansjörg Schellenberger son los principales candidatos para suceder en el atril del Auditorio Manuel de Falla a Salvador Mas, a quien ya se le ha comunicado que no se le renovará el contrato. Un escalón por debajo aparecen los nombres de Pablo Heras-Casado -que fue el gran objetivo hasta que firmó por la Orchestra of St. Luke's de Nueva York-, el asturiano Pablo González y el inglés Harry Cristophers, principales directores invitados de la OCG y un relevo natural para Mas, que fue a su vez principal director invitado durante la época de Jean-Jaques Kantorow.

En principio, Juanjo Mena (Vitoria, 1965) es el que tiene más posibilidades de ponerse al frente de la OCG para la temporada 2012/13. Director titular de la Orquesta Filarmónica de la BBC desde septiembre de 2011, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria musical en la Sinfónica de Bilbao. Richard Wigley, el gerente de la BBC que le contrató -el homónimo de José Luis Jiménez en la OCG- afirma que, desde su llegada, "la orquesta ha ido de mejor a mejor". "Es un director fantástico porque es muy raro que alguien de su edad pueda dirigir tal repertorio a este nivel", afirma Wigley. De hecho, Juanjo Mena fue el director elegido para el concierto de reinauguración del Auditorio Manuel de Falla tras tres años de obras, una noche en que se puso al frente de la orquesta granadina para acompañar a la cantaora Estrella Morente. "En una interpretación cuidada y muy coherente, Mena sacó el máximo partido de la orquesta y de la sala", explicó en este diario el crítico musical Gonzalo Roldán Herencia.

El preferido por los músicos es el maestro alemán Hansjörg Schellenberger (Munich, 1948), que dirigió el primer concierto sinfónico de la OCG de la presente temporada con obras de Haydn y Berg. Schellenberger, uno de los grandes oboístas del mundo, tiene en su contra que la OCG parece buscar un artista más joven en la línea de Josep Pons en su tiempo: un director consolidado pero con ganas de crecer en Granada.

Por su parte, Paul Mann (Tyneside,1965) clausuró el año pasado al frente de la OCG la tercera edición del festival de cine clásico Retroback con la interpretación de fragmentos de las bandas sonoras de películas como Sonrisas y lágrimas, King Kong o Un día en Nueva York. Mann, que destaca por su versatilidad y amplio repertorio, parece tener ganas de asentarse en España y recientemente se postuló para ser el próximo director de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias.

Pablo Heras-Casado (Granada, 1977) se aleja de la formación tras firmar por la Orchestra of St. Luke's de Nueva York pese a ser el gran objeto de deseo tanto del Consejo Rector de Granada para la Música como de los intérpretes. Tras ponerse al frente de la Filarmónica de Berlín el pasado mes de octubre, Heras-Casado es ya uno de los grandes nombres a nivel mundial aunque no quiere perder su vinculación con su ciudad y, de hecho, se está construyendo un carmen en el Albaicín. Pablo González (Oviedo, 1975) sería el recambio natural de Salvador Mas, ya que es el principal director invitado desde 2008 y firmó el pasado fin de semana una gran actuación al frente de la OCG.

Pese a que el director catalán sigue siendo el titular de la Orquesta Ciudad de Granada, en las formaciones consolidadas es habitual contratar al sustituto del director titular con años de antelación. Es el caso de Josep Pons, que firmó por la Orquesta del Liceo cuando aún le quedaba un año de contrato con la Orquesta Nacional de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios