Juguetes revolucionarios

  • El Parque de las Ciencias comienza este lunes una nueva edición del programa Navidad con ciencia que este año tendrá como novedad 'Hexaedros', un juego de estrategia tridimensional diseñado en exclusiva para el museo

El Parque de las Ciencias se apunta a la forma más revolucionaria de jugar hoy en día. Sin cables y sin pilas. La "única energía necesaria" para poner en funcionamiento los juguetes del museo es la de "la mente". Un año más, Navidad con Ciencia propone una manera diferente de aprender jugando con talleres de literatura, naturaleza, química o arqueología. Como dijo ayer el presidente del Consorcio del Parque y consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, "la Nintendo está bien, pero esto también".

Del lunes al 8 de enero, los niños que participen podrán aprender a fabricar gel, entender cómo funciona el cine, cuidar bonsáis, comprender cómo se comportan dos imanes o crear robots por sí mismos con piezas de Lego. Pero el juego estrella este año será el Hexaedros, un juego de estrategia tridimensional y geométrico que, además, ha inventado un granadino, y que se convierte oficialmente en el juego del Parque.

Un juego granadino

Su inventor, Francisco López, lo presentó ayer. Se trata de un juego que mezcla la idea del 3 en raya y el Conecta 4 pero con forma de pirámide. Pensado para dos jugadores, consiste en lograr antes que el contrincante cuatro cubos en línea que se distinguen por el color. Unos, rojos, y otros, verdes. Simbolizan los colores de la bandera de Granada porque para López lo importante del juego es que lleve la imagen de esta ciudad a todos los rincones del mundo y que permanezca en un futuro, aunque él quede en el anonimato. "Los inventores de juegos", dijo, "no buscamos la popularidad. ¿Quién se acuerda hoy del inventor del Trivial, por ejemplo?"

Después de toda una década estudiando juegos, el inventor advierte que sólo hay que tener en cuenta dos máximas: una, que las instrucciones sean breves -la del Hexaedros caben en una página- y otra, que el juego se base en "partidas cortas pero que enganchen y no aburran. La clave está en que el que pierda pida la revancha".

Con ciencia

De la Chica aconsejó ayer a los niños que asistieron a la presentación de Navidad con Ciencia aprovechar estos días en el Parque con toda la familia. Vuelve la actividad más exitosa de esta temporada: Juguetes conCiencia, donde la experimentación y la imaginación son fundamentales. Una de las monitoras del taller, Ana Belén, explicaba ayer que, siempre con la referencia científica detrás, los niños pueden "aprender jugando" acerca de multitud de temas como las energías renovables -con un juguete que se mueve gracias a la luz de un foco-; los comienzos del cine -con un curiosísimo praxinoscopio-; ilusiones ópticas -con espejos planos, cóncavos y convexos y la ayuda de la exposición que se puede ver en el Parque sobre Escher-; o uno de los que más les llaman la atención a pesar de su sencillez, un juego de imanes.

El Parque de las Ciencias despedirá así un año en el que han crecido sus visitantes un 9%, gracias a las visitas a la exposición Tyrannosaurus rex ¿cazador o carroñero?

9%

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios