Lara Kaló y las mujeres psicodélicas de los 70

  • 'Botox, Plataformas y Eyeliner' muestra la imagen del subconsciente femenino con obras coloristas y sensoriales que retratan el alma de sus modelos

Si al pasear por la calle Molinos decide entrar a Pupa Tattoo Art Gallery, pensará que ha realizado un viaje al pasado, en concreto a la primavera de los años 70. La artista granadina Lara Kaló expone en esta galería ocho grandes lienzos realizados en gouache inspirados en el glamour francés y español de la década setentera. En sus obras reinan los colores vivos, los motivos de fantasía y, sobre todo, los retratos de mujer. Sus obras transmiten una sensualidad mágica que invita al espectador a participar de los mensajes más directos de libertad, frescura, rebeldía y erotismo.

Botox, Plataformas y Eyeliner permanecerá abierta hasta el 30 de agosto y allí no sólo se pueden contemplar las obras, sino también adquirirlas a un precio al alcance de cualquier 'mileurista'.

Kaló pinta desde siempre. Considera el arte como una "necesidad", una "forma de expresión", pero no se decidió a convertirlo en su profesión hasta hace cuatro años, durante su estancia en París. En la capital francesa recibió clases de pintura, perfeccionamiento, forma, color y modelaje en la prestigiosa École Duperre. Desde entonces no ha parado de formarse y de exponer. Ha llevado su obra junto a otros artistas a París, Guadeloupe (Antillas Francesas) y Granada. Ahora lo hace en solitario en esta nueva muestra, donde apuesta por una pintura directa que "pretende transmitir la emoción de la mujer, su fuerza, sobretodo comparándola con la mujer actual".

Las fuentes de inspiración beben de la revolución femenina, de la liberación de la mujer en los años 70. "Me ha gustado mucho esa época y me he documentado", confiesa la pintora, "por eso en cada cuadro he añadido un pequeño cartel que aporta información del momento histórico o el hito cultural que quiero transmitir en esa obra". Aunque comunica un mensaje concreto en cada lienzo, no le importa que el espectador descubra otras connotaciones, "tengo uno que representa a la mujer con la llegada de la marihuana, y un hombre al verlo me dijo que él veía una sirena marina", bromea la artista.

Al describir sus cuadros, Kaló coincide en destacar que son psicodélicos, que retratan el subconsciente y que, en ellos, la personalidad de la mujer que le sirve como modelo. Todas sus obras parten de un modelo real: amigas, conocidas o gente que sorprende por la calle y le pide que se deje fotografiar. Luego actúa la imaginación, que convierte esas imágenes reales en los trazos coloristas que se ven. Por eso, detrás de cada obra hay una historia personal. "Mientras pinto no puedo quitarme a esa persona de la cabeza", confiesa.

Cuando las protagonistas se ven convertidas en musas, en mujeres coloristas o en iconos de la modernidad a través de las manos de Kaló, siempre tienen una respuesta de agradecimiento. Se reconocen y se ven transformadas en heroínas. Son casi siempre mujeres porque, según Kaló, el cuerpo femenino es mucho más artístico, más atractivo para pintar, y por los colores que la acompañan, porque se puede jugar con más elementos como flores o burbujas.

En su familia encuentra un punto importante de apoyo. Su padre también pinta, aunque nunca lo ha hecho profesionalmente. Su madre, más pragmática, le muestra las dificultades de este camino. "Mi familia me apoya, se dan cuenta de que más o menos sobrevivo, que no es fácil, pero les gusta mi trabajo y están contentos con lo que hago", reconoce Kaló.

En un futuro próximo piensa dedicarse también al diseño gráfico y a la publicidad para poder tener una ayuda económica que la pintura no siempre le aporta. Está animada a estudiar Bellas Artes para adquirir mayor técnica, mayor formación y una recompensa personal que hasta ahora no ha podido realizar.

Así, Lara Kaló se proyecta como una promesa del pop art. Lleva su amor al arte a todos lados, ha pintado desde una caravana, bolsos, chaquetas, libros, camisetas hasta calabazas y cocos. En una de sus exposiciones acabó pintando la cara a todos los asistentes. Habrá que seguir la pista de esta joven artista sin acercarse demasiado a sus pinceles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios